Cuidado de los ojos si eres deportista

Rudy Fernández
El cuidado de los ojos es muy importante para todo el mundo, pero muy en especial para los deportistas, y es que si ellos entrenaran los músculos oculares tan solo durante cinco minutos al día, su capacidad visual mejoraría mucho.
Sin embargo, la gran mayoría de los deportistas no están para nada concienciados con el hecho de que deben cuidar su visión, por eso hoy os voy a hablar de este tema tan importante.

 Es muy importante extremar el cuidado de los ojos

Los problemas de salud en los ojos de los deportistas suelen ser más serios de lo que a priori se piensa, porque eso conlleva a tener una menor calidad de vida, por lo que dificulta  su desarrollo profesional.
 Cuidado de los ojos de un deportista
Es por eso que tiene mucha importancia que ,durante tan solo cinco minutos, los deportistas, profesionales o no, deben practicar a diario unos ejercicios que incluyen movimientos oculares extremos, ejercicios para aumentar la percepción de la profundidad, entrenamientos de fijación que mejoran las deficiencias, relajar los ojos para controlar la borrosidad, etc.
Este tipo de ejercicios tienen que realizarse en tres etapas:
  • Generalista – Se potencia la visión.
  • Específica – Se entrena la visión ocular.
  • Integración – Se implantan diferentes técnicas que se aprenden según el tipo de deporte que se realice.
Por otra parte, el Comité Olímpico Español (COE) junto a los laboratorios Johnson&Johnson han puesto en marcha un programa de actividades ideadas para sensibilizar a los deportistas sobre la importancia del cuidado de los ojos.
deportista con gafas
Dentro de las actividades que se pueden realizar se encuentran, por ejemplo, proporcionar formación a los profesionales sobre la importancia del cuidado de los ojos, se realiza también una encuesta sobre los hábitos del cuidado ocular en deportistas olímpicos, se pone en marcha un protocolo para revisar anualmente la vista y se organizan coloquios, entre otras muchas actividades.
Por otro lado, es muy importante proteger la vista frente a las radiaciones ultravioletas en las personas que realizan deportes al aire libre, de este modo también se evitan los deslumbramientos y la percepción de los diferentes colores.
El deportista utiliza la visión periférica mucho más que una persona normal. Un no deportista sólo la utiliza como sistema de alarma ante una situación que sucede en los costados; recibe la alarma, gira la cabeza y fija la visión central en el peligro. Por el contrario, un deportista no se puede permitir ese lujo, por lo que su visión periférica debe ser lo suficientemente fiable como para dar la información que comience a desencadenar el estímulo“, comenta el director médico del Hospital oftalmológico Internacional de Madird, Miguel Angel Teus.

Escribir un comentario