Ganar peso de forma saludable

Ayer os hablé de unas bebidas para acelerar el metabolismo y perder peso, pero la cosa se complica cuando lo que queremos hacer es lo contrario, ganar peso de forma saludable.

Hay hombres, que son tan delgados, que anatomicamente hablando, parece que estuvieran contrahechos, puro hueso, y para ellos, igual que para los que estamos todo el día pensando en adelgazar, es un trauma estar tan delgados. 

Por regla general, los hombres muy delgados tienden a padecer de un sistema inmune más débil, por lo que los hace más susceptibles a contraer todo tipo de enfermedades, desde simples catarros hasta otras más graves. Es por eso que lo primero que hay que hacer es ponerse en manos de un especialista para conocer las causas de esta delgadez y, si se necesita, la forma más adecuada de ganar peso.

Ganar peso de forma saludable

Un exceso de actividad física, el estrés, la falta de apetito, etc, etc, son factores que influyen en la pérdida de peso de manera alarmante, incluso el cabello, la piel y las uñas se ven perjudicadas.

Hoy os voy a proponer algunos consejos para aumentar de peso de forma natural, pero os recomiendo que ante todo, acudáis al médico que será el que diagnostique y valore la dieta que deberéis llevar a cabo.

Para aumentar un quilo de peso se necesita tomar unas siete mil calorías de más, es decir, que para lograr subir medio quilo por semana, deberás consumir unas 3.500 calorías más 500 extra al día. Pero no debes aumentar de peso ingiriendo comida basura, muy rica en grasas, estás buscando una manera de subir de peso pero de forma saludable.

Ganar peso de forma saludable

Si quieres ganar peso de una manera sana, existen unos alimentos, aunque te parezca mentira, sobretodo de origen vegetal, que están recomendados para ello, porque muchos son estimulantes del apetito.

1. Panes aderezados con frutos secos, cereales y semillas…

2. Harinas hechas con garbanzos, lentejas, maíz, etc.

3. Aceite de oliva.

4. Semillas de girasol, ajonjolí, calabaza o linaza y frutos secos.

6. Frutas deshidratadas y frutas en almíbar.

7. Aguacate y aceitunas.

8. Zumos de frutas y licuados con leche.

9. Miel.

10. Levadura de cerveza.

Vuelvo a recordarte que esta lista de alimentos siempre deberá ser revisada por un especialista en nutrición, para que pueda establecer un plan de alimentación adecuada a lo que necesites.

Las grasas tienen muy mala reputación porque provocan sobrepeso y obesidad, pero no todas estas grasas son malas, de hecho, mucha grasa es usada para crear la energía necesaria por nuestro cuerpo, también tiene un papel muy importante en el desarrollo del cerebro y en la prevención de la inflamación y los coágulos de sangre. La grasa también mantiene en perfecto estado el cabello y la piel, por lo que lo principal es tener un equilibrio adecuado para mantener un cuerpo en perfecto estado.

Para saber si estás por debajo de tu peso normal, lo ideal es que conozcas tu IMC (índice de masa corporal), hay herramientas por internet que te ayudarán a conocerlo, pero como siempre te digo, tu médico de familia te ayudará a determinar si estás o no por debajo de tu peso normal, dependiendo de tu estatura, peso, lo que ingieres diariamente y la actividad física que realizas.

El ejercicio es un buen aliado,  porque aunque hacer demasiado ejercicio aeróbico es perjudicial porque te hace quemar muchas calorías, puedes realizar entrenamiento de fuerza, como levantar pesas, o incluso hacer yoga o pilates, para aumentar la masa muscular.

Solo es cuestión de proponerte hacer unos cuantos ejercicios de este tipo al día, y poco a poco tu fisonomía irá cambiando para mucho mejor, todo es paciencia y constancia, lo demás viene rodado.

 

 

Te puede interesar

Escribir un comentario