Moda y trabajo

Que vayas a trabajar no quiere decir que dejes la moda a un lado, pero sí debes vestir de acuerdo a tu profesión. Muchas veces cuando voy por la calle me fijo en que la gente usa su vestimenta profesional como si de un uniforme se tratara y nadie piensa que la ropa debe ir mucho más allá porque es la primera imagen que uno recibe.

La forma de vestir para ir al trabajo tiene mucho que ver con la moda, porque no solo tiene que ser acorde con el entorno profesional en el que te mueves sino que dice lo que quieres comunicar, así que voy a intentar darte algunas recomendaciones de cómo debes vestir dependiendo de tu profesión.

1. Abogado – Super importante la imagen que muestres, debe verse que eres una persona en la que confiar, nada de prepotencias, lo ideal para ti es un traje con el que proyectar fiabilidad, estupendo si es de color gris o azul marino con un pequeño toque gris, una camisa de rayas o lisa y una corbata a juego.

Moda y trabajo

Como consejo útil, si quieres dar algo de accesibilidad a tu look, dependiendo del cliente con el que trates, puedes usar una corbata o camisa estampada para crear un estilo con un toque casual, más cercano.

2. Arquitecto – Debes dar una apariencia creativa y elegante, pero también deben ser unas prendas cómodas para poder supervisar tus proyectos, por lo que te propongo unos jeans oscuros combinados con una camisa con estampado de cuadro o rayas y unos zapatos de estilo casual, incluso unos tenisSi vas a reunirte con un cliente, agrega al look unos mocasines y un blazer.

3. Banquero – Estás en el mismo barco que los abogados, ya que necesitas proyectar confianza sobre tu persona. Si tienes mucho contacto con clientes apuesta por un traje combinado con un chaleco o suéter de algodón porque este tipo de texturas te ayudarán a verte como una persona más accesible.

Moda y trabajo

Estos son solo unos consejos para tres profesiones en las que el traje es casi indispensable, pero si vuestro trabajo requiere contacto con las personas, debéis pensar que una ropa que os permita parecer más accesibles, os abrirá mucho las puertas.

Por ejemplo, si eres un pediatra, viste en colores alegres, así los niños no te temerán, si eres ginecólogo, prueba un look elegante pero no demasiado serio para dar confianza a las clientas, etc, etc.

 

 

 

Escribir un comentario