Perder barriga en poco tiempo

hombre con jarra de cerveza en la mano

Más de una vez y más de dos te he hablado de los problemas que conlleva tanto para la salud como para tu físico, la llamada “curva de la felicidad“, así que si hace tiempo que dejaste aparcado el propósito de perder barriga hoy te vas a poner a punto con unos cuantos trucos que te voy a dar.

Es muy posible que el día 1 de Enero, como cada año, iniciaste una lista de nuevos propósitos, como puede ser dejar de fumar, leer más, perder barriga y seguramente, dejaste hace ya tiempo, algunos por perdidos, pero hoy te voy a enseñar que puedes perder barriga en muy poco tiempo.

Perder barriga es más fácil de lo que parece

Ya ha llegado el momento de que cojas el toro por los cuernos y pongas remedio a esa montaña vertical que ha crecido bajo tu pecho y que casi no te deja ver tus pies.

hombre pesándose para perder barriga

Existen algunos trucos, no son definitivos, pero pueden ayudarte a que te sientas mejor con tu propósito de perder barriga, es decir, para no sentir esa sensación permanente de hinchazón.

1. Deja de lado ciertos alimentos – De picoteo ya te puedes ir olvidando, y si te visita el gusanillo, ve a la cocina y apuesta por tomar algo sano. Un zumo de frutas naturales, una pieza de fruta, etc. Nada de pegarte un atracón con patatas fritas, bollería industrial y todo eso que sabes que te encanta picar entre horas. Si te gusta mucho tomar café, plantéate reducir el azúcar que echas en esta bebida, porque tampoco te ayudará a cumplir tu objetivo de perder barriga.

hombre con bolsa de patatas

2. Muévete desde ya – Si vas a partir de cero puedes probar a dar un paseo de media hora, prueba a subir y bajar las escaleras para ir y venir del trabajo, olvídate del ascensor… Ya no te digo nada del gimnasio porque si llevas tanto tiempo aparcando la posibilidad de perder barriga o es que te da una pereza impresionante, o no tienes cash suficiente o no tienes tiempo… Adáptate a tus posibilidades.

Ya te he contado que el running se ha puesto muy de moda, si te llama la atención y quieres probar, comienza a salir a correr, poco a poco, no hace falta que te fuerces, ya verás la cantidad de beneficios que tiene, a parte de la quema de calorías. Comienza por algo que sea sencillo y, si notas que tu cuerpo lo acepta bien, comienza a ponerte metas para ir motivándote.

3. Relajación – Si ya has leído los dos puntos anteriores y piensas llevarlos a cabo, (ya te he dicho que debes adaptarlos a ti mismo, no hace falta que te vayas a correr una maratón) notarás que comienzas a perder barriga, y es que a mayor desgaste físico y junto a una alimentación equilibrada, perderás peso y te sentirás mucho mejor.

Pero ahora toca el momento de relajarte, porque seguro que llevas una vida muy frenética, que incluso te induce a sentir ansiedad, pues recuerda que el estrés es el mejor compañero de viaje para que inicies tu plan de puesta a punto.

Un estado elevado de estrés puede provocar que te aumente la producción de cortisol, se trata de una hormona que es la verdadera culpable de esas ganas desmedidas de picotear entre horas que te vienen de vez en cuando.

Así que durante tus paseos, escucha música, tómate un tiempo para leer ese libro que te apetecía tanto y que nunca tienes tiempo de abrir, intenta tomarte un tiempo para ti, disfrútalo y notarás como unido a una buena alimentación y a un poco de ejercico físico, no solo notarás que comienzas a perder barriga sino que tu organismo mejora considerablemente.

 

Te puede interesar

Escribir un comentario