El papel de los hombres durante el embarazo

Menos mal que ya ha dicho adiós el antiguo cliché  del papel de los hombres durante el embarazo, ese en el que se veía a un hombre dando vueltas y fumando sin cesar en la sala de espera de maternidad hasta que la enfermera se acercaba y le decía si era niño o niña…

Ya no solo eso ha pasado de moda sino que con las nuevas técnicas, el sexo del bebé lo sabemos anticipadamente…

Hasta hace poco, el embarazo, lo mismo que el parto y la crianza de los hijos era una tarea exclusiva de las mujeres, hay muchas razones por las que ellas se hacían cargo de ese rol porque las mujeres no trabajaban en su mayoría fuera de casa, o simplemente porque era una sociedad machista.

Sin embargo, el paulatino aumento de mujeres trabajando fuera de casa comenzó a empujar a los hombres para incorporarse cada vez más al mundo del embarazo, del parto y de la crianza de sus hijos y en la actualidad es muy normal que los futuros papás expresen su deseo de participar de manera activa no solo en los meses previos al nacimiento sino después también.

el papel de los hombres durante el embarazo

En la actualidad hay un interés muy elevado por parte de los padres en querer acompañar a sus parejas durante toda la gestación y estar presentes en el parto, y eso conlleva muchos beneficios psicológicos y físicos tanto para ellos como para ellas.

La importancia que tienen los hombres en esos momentos es la posibilidad de conectar desde el principio con el bebé, mientras que la mamá siente al peque creciendo en su interior.

Si te acabas de enterar de que vas a ser papá, un sinfín de sensaciones van a embargarte, alegría, miedo, preocupación, inquietudes miles, pero sobretodo te va a asaltar una pregunta: ¿Qué puedo hacer para ayudar a mi pareja durante el embarazo?

El papel de los hombres durante el embarazo

Lo primero, todos esos sentimientos que te están agolpando son de lo más naturales, y te aseguro que hay montones de cosas que vas a poder hacer durante estos nueve meses.

Al principio tu reacción no va a ser demasiado diferente porque como el cuerpo de tu compañera no cambia tú no lo notas, pero en el momento de que la barriguita vaya en aumento, es ahí donde sabrás que es real, es ese el momento en el que van a comenzar las primeras preocupaciones serias porque un hijo conlleva más gastos, las mujeres están más sensibles, nosotros cada vez más agobiados, pero vamos poco a poco…

Lo primero, afrontar los cambios físicos de tu pareja. porque no solo irá creciendo su barriga sino que tendrá oscilaciones de sentimientos, unos positivos y otros negativos. Si te preparas para este momento la podrás ayudar mucho.

Ella, al comienzo del embarazo, se notará más cansada que de costumbre, y te aseguro que se dormirá por los rincones. Esto está provocado por las hormonas a las que su organismo está haciendo frente. Intenta animarla para que se tranquilice y que duerma lo necesario.

El papel de los hombres durante el embarazo

En el segundo trimestre se sentirá más despierta y con más energía para el día a día. Esas hormonas harán que esté más sensible de lo habitual, así que ármate de paciencia y sé muy amable con ella.

Si ves que comienza a comerse la cabeza porque gana peso y no se ve atractiva, procura ir hacia la parte positiva de su física y llénala de piropos.

Algo que les molesta muchísimo es que todo el mundo le diga lo que debe o no hacer, tú no lo hagas, ella conoce mejor que nadie su cuerpo y siempre deberá tener la última palabra.

Ahora que estás implicado en el proceso de embarazo, debes conocer algo que les sucede a algunos futuros padres, se conoce como el Síndrome de Couvade, y se trata de una manifestación en el hombre de todos los síntomas del embarazo que tienen las mujeres, desde los clásicos cambios de humor, pasando por nauseas, vómitos, antojos, aumento de peso, etc, etc. No te preocupes, no es nada serio.

Ahora te voy a dar un pequeño listado de cosas que puedes hacer con y por ella:

1. Habla con tu pareja . Esa es la mejor manera de entender cómo se siente en cada momento y de lo que sucede en su organismo. Puedes preguntarle qué siente cuando nota que se mueve el bebé, averigua qué molestias tiene…

Algo de lo que muchos hombres no se atreven a hablar con sus compañeras durante ese tiempo es de sexo, hablad sincera y abiertamente del tema, no hay problema por practicar sexo durante el embarazo, a no ser que el médico lo contraindique. Otra cosa diferente es que ella tenga menos deseo por el vaivén de hormonas pero hablando seguro que os entendéis  en lugar de que se convierta en un tabú entre vosotros.

2. Asiste a las clases de preparación al parto –  Si puedes no te pierdas estas clases, de esta manera podrás aprender lo que te espera en el momento del parto y podrás resolver cualquier duda.

3. Habla con otros padres –  Descubrirás que todos sienten algo similar a ti, pregunta cómo fue su experiencia y pide consejos.

4.  Lee sobre el embarazo y la paternidad – Los libros de embarazo no son exclusivos de las mujeres, piensa que cuanto más entiendas sobre el tema, más fácil y  familiar te resultará todo el proceso.

5. Ayuda a tu pareja a descansar y a controlar su estrés –  Dejarla descansar cuando lo necesita es muy bueno tanto para ella como para el bebé. Puedes ayudarla haciendo la limpieza, las compras e incluso preparando la comida.

 

 

Escribir un comentario