Tanorexia, la obsesión por estar bronceado

Pareja paseando con tanorexia

Ahora, con la llegada de las vacaciones de Semana Santa muchos estaréis pensando en aprovechar los días soleados para coger un bronceado bonito, pero hay algunas personas que son incapaces de vivir sin sus baños de sol o de los rayos UVA, eso se conoce como Tanorexia.

Las personas que sufren tanorexia tienen una cenesidad de mantener su piel bronceada, pero poniendo en peligro tanto su salud físico como mental.

Muchos hombres padecen de Tanorexia

Julio Iglesias con tanorexia

El 31% de los españoles reconocen que toman el sol entre las 12 del mediodía y las 5 de la tarde, es decir en la franja horaria de mayor peligro para tomar una insolación.

Y es que, aunque cada vez hay más personas que toman el sol con precaución, resulta que en los últimos años se ha elevado bastante el número de personas que se han obsesionado por mostrar un bronceado “churruscado”.

La obsesión por los años de sol ha llegado a ser, en muchos casos, enfermiza y es un motivo de trastorno psicológico que recibe el nombre de tanorexia.

La tanorexia comienza por la falta de aceptación crónica de las personas de su imagen corporal o facial, y aunque suele afectar sobretodo a mujeres de entre 17 y 35 años, hay muchos hombres que también la padecen, como es el caso de famosos muy conocidos como Valentino, Julio Iglesias o Giorgio Armani entre otros.

Giorgio Armani

 

Las personas que sufren de tanorexia, a pesar de que están muy morenas, siempre se ven pálidas y tienen una necesidad obsesiva por conseguir un tono de piel más oscuro. Nunca se conforman con su color de piel y sufren mucha ansiedad ante la idea de que pueden perder una sesión de bronceado, tanto que si un día está nublado, o en Invierno cuando no apetece tomar el sol, se marchan a tomar rayos UVA sin falta.

Al igual que los anoréxicos nunca se terminan de ver lo suficientemente delgados, las personas que sufren de tanorexia se ven siempre pálidos aunque no lo estén, es por eso que combinan durante todos los días del año, los baños de sol con las sesiones de rayos UVA.

Cómo saber si padeces Tanorexia

Luis Miguel

Como te he dicho, la tanorexia es un trastorno psicológico, no se trata de una enfermedad médica, aunque con el paso del tiempo es acompañada de lesiones cutáneas y otros problemas dermatológicos.

La tanorexia se suele asociar a un trastorno depresivo mayor, fobia social, trastorno obsesivo-compulsivo o en casos más serios, un trastorno delirante. En este último caso, el enfermo muestra una convicción absoluta de tener una piel mucho más clara de lo que es en realidad.

Para los tanoréxicos, si estos no reciben su dosis de radiación pueden tener unos síntomas parecidos a la abstinencia de las drogas.

Cuál es la razón

La razón de estos síntomas de la tanorexia se producen porque los rayos UVA desencadenan una mayor producción de endorfinas, que son unas sustancias químicas del cerebro que producen una sensación de euforia y alivian el dolor. Cuando esas sustancias se bloquean, por la ausencia de tomar el sol, es cuando aparece el síndrome de abstinencia.

Así que si notas que sufres este problema, es cuestión de que te pongas en manos de un profesional que te ayude a solucionarlo, y si no, aprovecha los días de vacaciones de Semana Santa para coger un bonito, pero siempre sano, tono bronceado, con el que regresarás a tu trabajo con mejor cara que nunca.

Recuerda que si vas a ir a la playa, a la montaña o si simplemente quieres tomar el sol en tu terraza, deberás ponerte una crema con un fotoprotector elevado que más vale prevenir que curar.

 

Te puede interesar

Escribir un comentario