Dom Pérignon homenajea a Felipe VI

Hace tan solo un mes, Felipe VI fue coronado como rey de España, un hecho histórico que marca precedentes y que se merece una celebración por todo lo alto, y claro, para ocasiones tan formales, nada mejor que un estupendo Dom Pérignon, el mejor champagne del mundo.

La proclamación como rey de Felipe VI es un hecho que esta marca francesa ha querido celebrar por todo lo alto con un acto de excepción. 

La abdicación del rey Don Juan Carlos ha elevado al poder a su hijo Felipe VI, algo que ha querido plasmar la marca de champagne Dom Pérignon con la presentación de una edición especial con una etiqueta en plata con el nombre del nuevo rey de España y con la fecha de su coronación.

Dom Pérignon homenajea a Felipe VI

Este es sin lugar a dudas un acontecimiento muy especial para el nuevo rey, pero también para la marca francesa que tiene el orgullo de poder presumir de haber mantenido su etiqueta intacta desde que apareció en el mercado por primera vez, lo mismo sucede con su botella, y es que tanto una como la otra son perfectamente reconocibles por las personas más pudientes como iconos de lujo en todo el mundo.

Como dato curioso os cuento que fue gracias al Rey Luis XIV, más conocido como el rey Sol, que este espiritoso tomó fama mundial y se convirtió en el vino de la época más valorado y cotizado.

El monje benedictino Dom Pierre Pérignon creó el método para hacer champagne, y sin pensarlo dos veces, rápidamente envió cuatro botellas al rey Luis XIV junto a una nota en la que decía: “Su Majestad, tengo el honor de hacerle llegar cuatro botellas del mejor vino del mundo”.

Dom Pérignon homenajea a Felipe VI

 

Por supuesto, tras probarlo, el rey Sol reconoció la valía de aquella bebida tan especial, y la fama de Dom Pérignon subió como la espuma, tanto que él mismo anuló un decreto por el que hasta entonces se prohibía trasladar vinos por los caminos reales, hecho que potenció aún más la fama de aquel espumoso en todo el mundo.

Así fue como nació este champagne digno de reyes…

Desde aquella época, el champagne Don Pérignon ha ido pasando de casa real en casa real, y está en eterna deuda con la casa Borbón, porque si no lo sabéis, Luis XIV se casó con su prima española, la infanta María Teresa, hija de Felipe IV, rey de España, e Isabel de Borbón, en 1660, por lo que este espumoso lleva con los borbones diríamos que toda una vida…

Con esta edición única y muy especial, la marca francesa ha querido agradecer ese apoyo de los borbones que les ha traído suerte desde entonces y que ha reforzado una relación que ha marcado la historia, logrando crear un champagne de añadas supremas, usando la uva Grand Cru.

El rey Sol antes de morir dijo la siguiente frase: ” Je m’en vais, mais l’État demeurera toujours” que significa ” Me marcho, pero el Estado siempre permanecerá” pero debería haber añadido y el champagne Dom Pérignon también lo hará…

Así que si eres monárquico, yo en esos temas como que no me meto, cada uno es libre de pensar y actuar en consonancia con sus ideales, y tienes la suerte de poder pagar la fortuna que cuesta este champagne, ya podrás brindar por la coronación del nuevo rey de España, S. M. Felipe VI.

Los menos pudientes brindaremos en nuestras fiestas con cava, que no sé si será más o menos bueno que este champagne, porque nunca he podido probarlo, pero lo que está claro que para nuestros bolsillos es el mejor, así que este Verano 2014 a disfrutar de un buen cava fresquito y los que tengáis la posibilidad, probad el mejor champagne del mundo y contadnos la experiencia.

Escribir un comentario