Enganchados al smartphone

El smartphone o teléfono inteligente llegó para facilitarnos la vida en muchos sentidos, pero la gran mayoría de las veces no les damos el uso adecuado, ya que nos olvidamos de nuestros seres queridos por estar todo el día abusando de esta tecnología, cosa conocida como phubbing.

Es por eso que es muy importante diagnosticarnos a nosotros mismos si estamos enganchados al smartphone, tablet, pc, y demás dispositivos tecnológicos…

Es muy importante saber convivir con la tecnología, pero siempre dándole un uso práctico de forma sana sin que los diferentes aparatos lleguen a formar parte de nuestra vida cotidiana y, sobretodo, sin que lleguen a afectar a nuestra vida social u otros aspectos de esta.

Enganchados al smartphone

Si no estás seguro si eres o no adicto a tu smartphone, realiza estas preguntas en tu mente y a ver qué te respondes a ti mismo:

1. ¿Puedes salir a la casa sin tu móvil? Si este echo para ti es imposible, si resulta que alguna vez has salido sin él y al darte cuenta has salido como un loco corriendo a tu casa a buscarlo, entonces posiblemente estés enganchado.

2. ¿Necesitas tener tu smartphone todo el día a la vista? Seguro que si has respondido que sí, cuando vas a comer necesitas ponerlo en un lugar de preferencia en la mesa, si estás en tu lugar de trabajo, este tiene que estar bien a la vista, y peor aún, si no lo ves durante un momento, te entra un cuadro de ansiedad porque piensas que lo has perdido y toca el turno de buscarlo de forma desesperada.

Enganchados al smartphone

3. ¿ Si te llaman o mandan un sms por la noche lo coges? Si tu smartphone es más importante que tus ocho horas de sueño, entonces tienes un gran problema. Si escuchas el sonido del móvil e inmediatamente tienes que atenderlo aunque no sea urgente, cuidado, cuidado…

3. ¿Hablas más con tus amigos vía Whatsapp que en persona? Seguro que más de una vez te ha pasado que estando con tus amigos en persona, estás pasando de ellos porque es muy interesante la conversación que mantienes en alguna red social, un fenómeno que se ha ido extendiendo como la pólvora y que han hecho suyo personas de todas las edades…

4. Consultas absolutamente todo por tu smartphone. El móvil es un aparato tecnológico muy útil, pero estás enganchado si lo consultas todo en él, incluso puedes caer en una total dependencia…

5. Lo primero que haces al despertar es ver tu smartphone para ver notificaciones, da igual si son vídeos, chistes, noticias, emails, mensajes , y de paso haces el primer comentario del día en Facebook.

6. Si no te has acordado del cargador o no puedes conectar tu teléfono y la batería se acaba, la sensación que tienes es la de un terrible sufrimiento!!! 

Si te has identificado con más de uno de estos puntos es muy posible que padezcas de nomofobia, es decir que estés enganchado a tu smartphone, por lo que es muy recomendable que trates de reducir su uso únicamente para fines concretos y que realmente requieran del uso de esta tecnología.

Intenta apagar o silenciar tu smartphones durante las comidas y por la noche, date un tiempo para informarte, revisar emails y luego vive el presente, todo aquello que no se vea ni disfrute en ningún aparato tecnológico.

La nomofobia es casi igual de comparable a la adicción del tabaco, lo ideal sería no fomentar el uso  limitado del móvil, sino enseñar a utilizarlo bien, un gran slogan podría ser: Que el móvil no te domine, domínale tú a él…

Así que ponte las pilas y deja tu móvil para los momentos realmente necesarios que te estás perdiendo un montón de cosas de la vida por ir con la cabeza agachada y la vista pegada a una pantalla!!

Te puede interesar

Escribir un comentario