Equilibrio entre estudios y trabajo

Mantener el equilibrio perfecto entre estudios y trabajo es lo que buscan muchos hombres, porque ser un estudiante universitario suele ser pesado de por sí, pero tener que organizar las clases, el trabajo y tener tiempo para estudiar al mismo tiempo es mucho más complicado de lo que parece.

Incluso cunado los horarios de trabajo y de las clases son flexibles, tener que hacer varias cosas a la vez y todas importantes, pueden llegar a ser muy estresantes, y puedes llegar a sentirte abrumado y estresado.

Y es que para que puedas seguir estudiando y trabajando necesitas seguir unos consejos que te ayudarán a lograr el equilibrio perfecto sin que llegue a ser perjudicial para tu salud.

Equilibrio entre estudios y trabajo

Para que tu cordura no se vea afectada debes mantener una organización de tus cosas, al tener todos tus proyectos escolares y profesionales en orden y en un solo lugar, vas a lograr tener una mayor productividad.

Algo que te puede ser de gran ayuda es crear un calendario en el que aparezcan todas las fechas de entrega de trabajo, exámenes, horarios de trabajo, etc… Esto te va a ayudar a planear muy bien la semana y a coordinar mucho mejor tu tiempo.

Además, al llevarlo todo anotado podrás terminar todos tus asuntos a tiempo sin sobrecargar la memoria. Eso sí, debes intentar comenzar los proyectos que tengas en mente cuanto antes y jamás dejes algo de suma importancia para el final.

Seguro que siempre tendrás que ir a clase o a trabajar en alguna fecha determinada imposible de cambiar, pero es muy importante que aprendas a ser flexible. Procura establecer unos horarios de estudio dependiendo de tus horarios en el trabajo o en la universidad, y piensa que estos podrán cambiar si algo importante surge.

Equilibrio entre estudios y trabajo

Recuerda que siempre puede aparecer un trabajo extra o unas horas de más en el trabajo que tendrás que solucionar de manera casi, casi inmediata. Déjate algunos momentos libres en tu agenda que puedas usar para estudiar o hacer alguna tarea de carácter urgente en caso de que sea necesario.

Ahora que ya tienes creado tu calendario y sabes lo que vas a hacer durante toda la semana, lo ideal es que se lo comuniques a todos tus amigos, familiares, etc, etc. De este modo, si mantienes una buena comunicación, te evitarás molestias inoportunas, malentendidos y demás, y lograrás ser más productivo.

Incluso, si lo ves necesario, puedes enviarle por email el calendario y así tendrán presente el momento oportuno en el que ir a verte o llamarte, de este modo todos entenderán la responsabilidad que tienes al estudiar y trabajar al mismo tiempo.

Cuando estudias y trabajas al mismo tiempo algo que termina llegando es el estrés, pero es muy importante que aprendas a controlarlo. Debes intentar ser consciente del efecto negativo que el estrés tendrá en tu vida e intenta tomarte un descanso cuando lo veas necesario.

Muchas veces el estrés hace que queramos hacerlo todo deprisa y, claro está, luego salen como salen las cosas, incluso pueden hacerte reaccionar muy mal a un problema que tenía una fácil solución.

Aunque creas que hay momentos en los que necesitas que el día tengas muchas más horas, es muy importante que te busques un huequecito para todo, debes establecer bien la meta a la que quieres llegar y crea alguna prioridad. Intenta mantener siempre una actitud positiva y aunque parezca que no vas a tener tiempo, trata de pasar un rato con tus amigos o familia cada día o varios días a la semana

Equilibrio entre estudios y trabajo

Debes montarte la planificación, dejando siempre un día libre a la semana en el que la única preocupación que tengas es descansar y disfrutar del momento. Si descansas ayudarás a favorecer el organismo y al día siguiente te levantarás cargado, con las pilas nuevas y lleno de ideas.

Escribir un comentario