Limpieza de las Corbatas

Limpieza de las Corbatas

La limpieza de las Corbatas es de suma importancia. Estos complementos pueden ser caros y normalmente se realizan con telas delicadas que no se pueden lavar en la lavadora.

Pero hoy te voy a indicar cómo puedes lavar tus corbatas para que las tengas como el primer día.

Limpieza de las Corbatas de Seda

Como te he comentado, las corbatas jamás se deben meter en la lavadora. Tanto los tejidos, como las costuras y los pliegues se pueden deformar. Por otro lado, jamás las puedes meter en la secadora si no quieres quedarte sin ellas. Limpieza de las Corbatas

Es muy importante que, si te has manchado, actúes con la mayor rapidez posible. Porque si dejas que la mancha penetre por completo en el tejido y se seque la corbata ya no podrá salvarse.

Para hacer una limpieza superficial de una corbata de seda, es decir si no tiene manchas, el vapor de la plancha es ideal. Lo que tienes que hacer es colocar la corbata en tu tabla de planchar y pones la plancha a máxima temperatura. Pasa por encima, a unos dedos de distancia de la corbata la plancha (la plancha no debe tocar la corbata) y aplicas vapor. Gracias a la alta temperatura, las bacterias se eliminan. Pero este truco solo sirve para mantenerla, no para eliminar manchas.

Si te ha caído una mancha, como sea de grasa, es difícil de eliminar. Prueba a aplicar polvos de talco en la corbata y deja que absorba durante unas horas. Después, sacude la corbata, y si ha quedado un poco manchada, vuelve a proceder igual. Esto no elimina la mancha totalmente pero sí que la atenúa.

Si te ha caído otro tipo de manchas con base no aceitosa, prueba a usar bicarbonato. Disuelve un poco de bicarbonato en un vaso de agua. Humedece un paño y presiona sobre la mancha. Nunca frotes, porque podrías hacer la mancha más grande.

Si tienes dudas sobre el resultado final, lo mejor es que acudas a tu tintorería de confianza.

Limpieza de Corbatas de otras texturas

Hay corbatas que no son de seda. Las hay de algodón, de lana, sintéticas, etc. Por lo que hoy te voy a dar unos trucos para que limpies también este tipo de corbatas. Limpieza de las Corbatas

1 . Corbata de algodón – Es muy importante que tengas presente que nunca debes lavar una corbata en agua caliente, porque el algodón encoge. Lo mejor es que la laves a mano con un jabón neutro. Si tiene manchas, frota con suavidad.

2 . Corbata sintética – Si tu corbata es de lycra o de poliéster debes hacer lo mismo que si fuera de algodón. Tanto en un caso como otro, el secado es muy importante para que no se deforme. Una vez lavada, extiende la corbata en el tendedero de manera horizontal.

3 . Corbata de lana – Como en los anteriores casos, jamás la laves con agua caliente. Después del lavado puedes usar un poquito de suavizante para que la corbata no quede demasiado rígida.

 

 

 

 

Escribir un comentario