Adiós al vello genital

En más de una ocasión os he contado que el vello facial se ha puesto de moda, pero ¿y el vello genital? pues este va a ser que no, se ha declarado la guerra contra el pelo en salva sea las partes…

Así que hoy os voy a hablar de los métodos que más se están poniendo de moda entre los hombres para decir adiós al vello genital, os contaré cuales son sus ventajas y sus inconvenientes, entre otras cosas… 

Afeitarse el vello genital es ya una preferencia personal de cada uno por mucho que lo dicten las normas, es igual que afeitarse el pecho, o los hombros, hay muchos hombres que se quitan el vello de alrededor de los genitales por higiene, o porque les gusta como queda, a otros porque tanto pelo en esa zona les pica y les causa irritación, si decides eliminar el vello púbico debes saber qué productos son los ideales para ti:

Adiós al vello genital

1. Cuchilla – Es uno de los métodos de depilación de esta zona que más se usa, porque es uno de los que más apuran el rasurado. La cuchilla es fácil de usar, barata y además eficaz. Pero cuidado con este producto, porque hay ciertas zonas que son muy delicadas, como la piel del escroto, y por tanto, mucho más susceptibles de sufrir algún corte o una mayor irritación. Lo malo es que el vello se corta y termina saliendo más grueso, y os aviso, si es la primera vez que te vas a depilar con cuchilla, prepárate a sufrir tremendo picor cuando el vello comience a crecer.

2. Crema depilatoria – El resultado es muy parecido al de las cuchillas, pero la ventaja de usar una crema depilatoria es que se reduce el rozamiento y, por lo tanto, la posibilidad de cortarse.

Adiós al vello genital

Con la crema depilatoria es más fácil acceder a las zonas más delicadas porque otro tipo de productos dificultan el acceso a algunos pliegues.

Lo malo es que el principal componente de las cremas depilatorias es el amoníaco, que lo que hace es quemar el vello hasta que se eliminan, por lo que la piel de esta zona, al ser tan sensible, se irrite mucho. Lo ideal es que si optas por depilarte con este tipo de cremas, apuestes por una para piel sensible, y lo mejor es que la pruebes primero en una pequeña zona antes de aplicarla al completo. Otro inconvenientes es que, igual que con las cuchillas, la crema depilatoria endurece el vello a la larga.

3. Cera – Esta es una de las opciones más temida por los hombres, porque normalmente tenemos esta zona en muy alta estima, pero no tengas miedo, porque en la actualidad existen diferentes tipos de ceras que no tienen por qué abrasarte la piel. Lo que tienes que tener muy claro es que el tirón lo vas a sufrir con una o con otra, lo único es que, por ejemplo, la cera fría suelen hidratar la piel antes de arrancar el vello, por lo que la irritación que tendrás posteriormente sea menor que con la cera caliente.

Si optas por este producto, lo mejor es que optes por depilarte la zona de las nalgas y el pubis ya que su nivel de sensibilidad es menor que otras partes de esa zona en concreto. Su efecto dura más que ninguno de los otros dos productos, y cada vez el vello se va debilitando progresivamente.

4. Maquinilla eléctrica –  Esta es la mejor opción si lo que quieres es perfilar o rebajar el vello pero sin necesidad de apurar, en la actualidad existen ya maquinillas para la zona genital en concreto, como la Braun Bodycruzer que es muy cómoda y versátil. Lo malo, que es igual que la cuchilla o la crema depilatoria, que al crecer, el vello sale más duro.

Por último te quedaría usar la depilación láser, pero esto será otro tema porque hay diferentes tipos y necesito más tiempo para explicarlo a fondo.

 

 

Escribir un comentario