Cómo remangarse la camisa adecuadamente

El calor está llegando y pega fuerte, pero muchos hombres debéis seguir llevando la camisa de manga larga, o bien por el trabajo o porque es una prenda básica que os gusta mucho, así que ante las altas temperaturas toca remangarse la camisa.

Pero el gesto de remangarse la camisa es más que un simple gesto por el calor, sino que nos puede dar un extra de elegancia casual a nuestro look que debemos practicar.

Aprender a remangarse la camisa adecuadamente es esencial, porque le puede dar un toque sport a nuestro look dentro de la formalidad que requiera en cada caso…

Eso sí, debes conocer la fina línea que separa hacerlo de una manera vulgar a hacerlo con estilo, por lo que no vale remangarse la camisa de cualquier manera, hay unas normas básicas que hoy os voy a contar.

Cómo remangarse la camisa adecuadamente

Lo malo es que si vas a ir de traje, la camisa remangada no queda demasiado bien, y nada de camisas de manga corta, pero puedes probar a darle a tu look un toque casual, sabiendo hasta donde puedes llevar el puño remangado. La camisa jamás deberá sobrepasar el codo. Lo ideal es que el puño de esta nunca supere la zona del antebrazo.

Si la camisa es de estilo sport o casual, debes hacer el primer doblez hacia afuera y la longitud debe ser igual al tamaño del puño. El segundo doblez debe ser igual, hacia afuera, con la longitud igual más o menos que la primera.

Normalmente, este tipo de camisas llevan un botón en el lateral, así que lo mejor es que lo abroches para que la manga no tienda a bajarse.

Si queremos remangarnos una camisa de puño doble ( las camisas más elegantes), el procedimiento es prácticamente el mismo, salvo por una diferencia, necesitaremos hacer un tercer doblez hacia afuera pero de una longitud ligeramente menor que la del puño, asegurándonos que no llegamos al codo.

 

 

Escribir un comentario