La comida basura nos hace perezosos

Hace poco os hablé de cómo cuidar la alimentación en el trabajo y es que se acaba de descubrir que la comida basura nos hace perezosos!!

Muchas veces tenemos tan poco tiempo para comer que decidimos ir a la hamburguesería más cercana, pedir un menú y comerlo lo antes posible.

Pues ya puedes ir olvidándote de este hábito porque resulta que según una investigación de científicos de la Universidad de Los Ángeles se ha demostrado que consumir comida basura nos hace perezosos y sedentarios.

Por lo visto, la capacidad que tiene la comida basura es que consume nuestra energía incluso un tiempo después de habar cambiado de hábitos alimenticios por otros más sanos.

El estudio se realizó con dos grupos de ratas, a uno se le dio comida basura y al otro su comida habitual, pues el primer grupo de ratas aumentó de peso en poco tiempo y terminaron sufriendo episodios de fatiga y se comportaban de manera más sedentaria, perdiendo la motivación por ejercitarse.

La comida basura nos hace perezosos

Esta investigación también puso en alerta porque se descubrió algo ya sabido, la poca efectividad de las famosas «dietas milagro» que nos permiten perder mucho peso en poco tiempo, porque aunque los hábitos cambien durante cierto tiempo, la comida basura que se ha ingerido tiempo antes, cuando la dieta termine sigue estando en el organismo y sigue causando estragos.

Es tanta la influencia de la comida basura que las personas que la consumen de manera habitual cada vez son más perezosos y sedentarios, por lo que aumenta su peso, llegándose a convertir en obesos.

Así que yo de vosotros me lo pensaba mucho antes de elegir entre un menú de ensalada y bistec, que una hamburguesa con patatas fritas, dejad la comida basura para un día ocasional, y no la toméis como un hábito diario porque sufriréis las consecuencias nefastas que ello conlleva.

Te puede interesar

2 Comentarios

    Escribir un comentario