Cómo usar jeans para ir al trabajo

Cómo usar jeans para ir al trabajo

Por suerte, cada vez está mejor visto lucir un look relajado en algunas oficinas. Por eso hoy te quiero dar ideas de cómo usar jeans para ir al trabajo y lucir elegante.

El uso de unos jeans para trabajar puede, en algunos negocios, no verse con buenos ojos. Pero vale la pena recordar que originalmente, este tipo de pantalones fueron creados para trabajar. Incluso, mucho antes de que el actor Marlon Brando los convirtiera en la piedra angular de su armario más informal, los jeans fueron diseñados para usar por mineros, trabajadores ferroviarios. y capataces de rancho: trabajadores que realmente necesitaban llevar unos pantalones con una tela resistente.

Es posible que tú trabajes en una oficina donde la sastrería ha sido tradicionalmente la norma. Pero las empresas están relajando más su protocolo, y van volviéndose cada vez más informales. Pero ¿son los jeans lo suficientemente elegantes para una oficina? ¿Pueden hacerte lucir profesional? Todo esto te lo contesto hoy y mucho más.

Cómo usar jeans para ir al trabajo y lucir elegante

Está claro que la respuesta corta a las preguntas anteriores es sí. Pero viene con una gran cantidad de letra pequeña. Existen algunas profesiones donde el denim solo será aceptable en algún momento puntual. Si de alguna manera tu trabajo está orientado al cliente, a tu jefe no le gustará que vayas en tejanos.

Pero hay un número creciente de sectores en los que puedes, con un estilo inteligente, lucir unos jeans y aún así causar la impresión correcta. 

Reglas para sobrevivir y usar jeans para ir al trabajo

Si trabajas en un bar, en un comercio minorista, etc, entonces usar jeans para ti a la hora de ir al trabajo es bastante usual. Pero para la mayoría de nosotros hay pautas a seguir, asumiendo que el jefe espera que te veas «respetable».

Cómo usar jeans para ir al trabajo

Primera norma y quizás la más importante: deja tus jeans rotos en casa. Las rasgaduras y los dobladillos rotos son desordenados por diseño, por lo que no funcionarán si el aspecto que está buscando es el de un hombre elegante. Los jeans enrollados, por otro lado, pueden funcionar con el tipo adecuado de calzado casual de negocios, sobretodo en oficinas más creativas. Derbies, botas Chelsea, mocasines y zapatillas minimalistas son ideales para combinar con ellos.

Usar un blazer con jeans puede ser una muy buena opción. Eso sí, procura no usar una chaqueta de traje con tus tejanos y en su lugar opta por un blazer más informal y menos estructurado en un material más grueso.

Cambia tu camisa blanca lisa, por una de rayas, o incluso algo más informal como una tela Oxford más gruesa o una camisa vaquera. 

Cómo usar jeans para ir al trabajo dependiendo de su color

Jeans negros:

Este tipo de pantalones son los más fáciles de combinar. Incluso pueden pasar desapercibidos. Puedes lucirlos con blazers o abrigos. Lo mejor es que no uses corbata cuando los uses. Pero sí que puedes combinarlos con camisas lisas. Apuesta por camisas en tonos grises, cremas e incluso negros. En cuanto al calzado, apuesta por unos derbies.

Cómo usar jeans para ir al trabajo

Jeans Indigo (azul marino):

Los clásicos tejanos azules marino, son los más tradicionales. Puedes combinarlos con blazers de tweed o color crema que contrastan muy bien con el tono de camisas de vestir azules y lisas y unos brogues. En cuanto al ajuste, lo ideal es que optes por unos tejanos rectos.

Jeans de lavado medio:

Apuesta por unos tejanos en los que la decoloración sea suave. Nada de rasgaduras, salpicaduras o deshilachados. No deberán ser ni demasiado anchos ni muy ajustados. El dobladillo debe rozar la parte superior de tus zapatos. Combínalos con un blazer negro y una camisa blanca y un mocasín negro para una apariencia elegante. Del mismo modo, un cárdigan de color camel, botas de ante marrón claro y una camisa azul pálidate darán un look más informal. 

Jeans de lavado ligero:

Estos son, quizás, los más complicados para llevar al trabajo. Eso es porque en gran medida son vistos como los más casuales.

Dependiendo de tu entorno de trabajo, no puedes equivocarse al combinar jeans de lavado claro con prendas de punto ligeramente sobredimensionadas para una sutil versión del estilo grunge de los 90. Apuesta por un tono más audaz, rojo o naranja, y termina el look con unos zapatos derby gruesos.

Jeans blancos:

Los jeans blancos se asocian más comúnmente con playboys y bandas de rock rock de finales de los años ochenta. Por lo que si trabajas en una oficina conservadora, yo no apostaría por ellos. Lo bueno es que estos pantalones se combinan muy bien con blazers, jerséis de punto, camisas, las chaquetas recortadas y abrigos.

Evita los fuertes contrastes de negro o azul marino y no utilices nada más oscuro que un azul petróleo o verde salvia. Una opción más segura es optar por colores cálidos y neutros. Para tus pies, el color marrón es el mejor, preferiblemente si lo haces con una bota elegante o un derby con clase.

Imágenes: Lookastic

Escribir un comentario