Formas de Combinar una Bufanda con un Traje

Formas de Combinar una Bufanda con un Traje

Ya va quedando menos para la llegada del tiempo más frío. Incluso, por las mañanas y por las noches, ya notamos que el buen tiempo se va escapando de nuestras manos… Y si eres de los hombres a los que les encanta combinar una bufanda con un traje e incluso con un abrigo, seguro que te van a gustar las ideas que hoy te propongo.

Aprender a usar una bufanda masculina es muy fácil. Y te aseguro que queda super elegante si sabes combinarla adecuadamente.

Combinar una Bufanda con un Traje es muy fácil

Algunos hombres no son capaces de combinar su bufanda, porque dudan de si quedará o no elegante. Si tú eres uno de ellos, déjame convencerte y pruébalo.

Te aseguro que la bufanda se puede convertir en tu mejor amiga en invierno. Hoy te voy a mostrar cuatro maneras diferentes de Combinar una Bufanda con un Traje y un abrigo.

Pero antes de comenzar, quiero darte unas instrucciones básicas.

Para asegurarte de que tu bufanda es la correcta, esta debe medir entre 1.50 y 1.70 cms. Y si tiene los extremos abiertos, mejor que mejor…

Ten en cuenta también el grosor de esta, porque habrá algunos nudos, que si es demasiado gruesa, te va a costar más hacer.

Bufanda con Nudo Corredizo

Este es uno de los nudos que más se utilizan puesto que es ideal para detener el frío en el cuello. Y, además, es muy fácil de poner y de quitar.

Tan solo tienes que hacer lo mismo que te explico en el dibujo: doblas la bufanda por la mitad a lo largo, y después la vuelves a doblar de nuevo. Por la zona cerrada, metes las dos puntas sobrantes y ya tienes tu nudo corredizo hecho.

Bufanda envolvente

Este es uno de los estilos que más uso porque le da a los looks un toque casual. Además, si no te gusta que se vean los extremos, puedes guardarlos dentro del abrigo.

La forma de uso es muy sencilla. Coloca tu bufanda sobre el cuello. Uno de los lados, déjalo más largo que el otro. El lado más largo, pásalo por delante del cuello, llévalo por detrás y vuelve a colocarlo donde estaba al comienzo.

Bufanda por encima del hombro

Esta es una de las formas más clásicas de lucir una bufanda. Lo malo es que no suele funcionar muy bien en condiciones de viento.

En todo caso, si la quieres probar, solo tienes que colocar la bufanda sobre los hombros y uno de los extremos pasarlo por delante del cuello, dejando caer por atrás.

Ascot

Es el nudo más clásico, pero también muy elegante. Para lucir este estilo tienes que colocar la bufanda sobre los hombros. Déjala colgar por ambos extremos a la misma altura. Toma uno de los extremos y cruza sobre el contrario. Ahora coge el mismo extremo y mételo a través del «círculo» que ha formado la cruz, tratando de aplanarlo mientras lo subes hacia arriba. Ahora solo tienes que ir ajustando para nivelar la altura de las dos puntas. Este nudo lo puedes colocar bajo las solapas de la americana.

Nudo Infinito

Este tipo de estilo es más común en hombres jóvenes. Además es muy calentito. Eso sí, no apto para hombres con prisas… En este caso, la bufanda se suele dejar puesta como un accesorio más, para no andar desenrollando todo el tiempo.

Coloca la bufanda alrededor de tus hombros, asegurándote de que uno de los extremos ( el que vas a enrollar sobre el cuello) sea más largo que el otro. En vuelve el extremo más largo sobre el cuello. Y continúa envolviendo hasta que se termine el largo. Ahora mete los extremos hacia dentro.

Estas son solo algunas ideas de todos lo estilos que puedes crear con tan solo una bufanda, ¿te animas?

Imágenes: blacklapel.com y lookastic.es

Escribir un comentario