Las principales causas de pérdida de cabello en los hombres

Las principales causas de pérdida de cabello en los hombres

Al notar una pérdida de cabello en los hombres, la pregunta más habitual suele ser ¿por qué? Y la respuesta que muchos soléis hacer es que «la calvicie es un patrón masculino«. Sin embargo, es muy posible que no conozcas las auténticas razones por las que a ti, personalmente se te cae el cabello.

Hoy voy a intentar ayudarte a descubrir las principales causas de la pérdida de cabello en los hombres y seguro que algunas de ellas te sorprendan.

Las Causas Genéticas de la Pérdida de Cabello en los Hombres

Ya sabes que no se puede elegir en la familia que uno nace, pues lo mismo sucede con la genética. Obtienes lo que te dan y eso también incluye la alopecia androgenética (AGA), más conocida como calvicie masculina.

Existen aproximadamente 200 marcadores genéticos que influyen en el crecimiento o la caída del cabello. Tanto tu madre como tu padre pueden influir en la trasmisión de estos genes y, si tienes la mala suerte de haber sido el receptor del gen responsable del AGA, tus folículos serán más sensibles.

Este gen es responsable de que los folículos cada vez sean más pequeños hasta su cierre completo. Y notarás la clásica línea que va en retroceso en la zona de la frente y que el cabello cada vez es más fino, especialmente en la zona de la coronilla.

¿Qué puedes hacer?

Si tienes familiares que sufren este tipo de alopecia genética, puedes probar a someterte a una prueba genética para determinar qué probabilidades tienes de que pierdas el cabello. Y si el riesgo es elevado, busca la ayuda de un especialista para comenzar el tratamiento de prevención temprana.

Enfermedades Autoinmunes

Otra causa para la pérdida de cabello en los hombres puede ser sufrir alguna enfermedad autoinmune como es el caso de la alopecia areata, la alopecia universalis, el lupus, la enfermedad de Hashimoto, la enfermedad de Graves, la enfermedad de Crohn, la artritis reumatoide y la psoriasis que pueden provocar la caída total o parcial del cabello

En personas con alopecia areata, su sistema inmunológico ataca por error a los folículos pilosos, lo que hace que el cabello se caiga, dejando zonas con parches de calvicie de diferentes tamaños en el cuero cabelludo. También puede aparecer una pérdida de vello corporal total o en determinadas zonas (pérdida de cejas, pestañas, vello corporal y vello púbico).

Es importante que tengas presente que, en algunos casos, lo que afecta a la caída del cabello no es la enfermedad, sino algunos de los medicamentos que se usan para poder tratarla.

¿Qué puedes hacer?

Ante todo, debes consultar a tu médico para que te derive a un especialista o inmunólogo. 

Medicamentos que tomas habitualmente

Echa un vistazo a tu botiquín. ¿Qué estás tomando de manera regular? No me refiero solo a los medicamentos recetados, sino también a los suplementos. 

Existen una gran cantidad de medicamentos que fomentan la caída del cabello. Tal es el caso, por ejemplo, de medicamentos para reducir el colesterol, anticoagulantes, algunos medicamentos para la presión arterial, algunos antiácidos, píldoras para la psoriasis, anticonvulsivos, medicamentos para la gota, tratamientos para el acné como isotretinoína, antifúngicos y esteroides.

A veces,también cabe la posibilidad de que al dejar de tomar un medicamento se produzca una caída del cabello. Por ejemplo, en las mujeres, algunas píldoras anticonceptivas pueden contribuir a tener un cabello sano, grueso y brillante, pero una vez que se suspenden, pueden producir el efecto contrario durante un tiempo.

¿Qué puedes hacer?

Comprueba los posibles efectos secundarios de cualquier medicamento que estés tomando habitualmente y, si estás preocupado, consulta a tu médico para ver si hay algo que se pueda hacer sin comprometer tu tratamiento.

Tu alimentación

Parece que todos los días aparecen dietas milagrosas nuevas, ¿no? El problema con las dietas de moda es que suelen ser muy restrictivas en uno o más alimentos. 

Ya sea que trates de reducir mucho los carbohidratos, eliminar los cereales o saltarte los lácteos, las dietas estrictas e inflexibles pueden provocar deficiencias en vitaminas, minerales, antioxidantes, proteínas, hierro u otros elementos.

Cuando tu cuerpo no ingiere ciertos nutrientes, los folículos pilosos pueden verse forzados a crear una especie de fase de «hibernación«. Por lo que al caerse el cabello, no crece uno nuevo en su lugar.

¿Qué puedes hacer?

Ponte en las manos de un buen dietista o nutricionista para asegurarte de que llevas una dieta equilibrada que le brinde a tu organismo los antioxidantes, hierro, zinc, vitamina B, proteína y biotina que necesita para promover un cabello saludable.

Machacarte en exceso haciendo ejercicio

Cuando tu régimen de entrenamiento de resistencia y pesas es demasiado alto en intensidad, tu organismo tiende a producir más testosterona endógena que se convierte en DHT. Esto puede hacer que los folículos pilosos dejen de producir cabello. Debes buscar el equilibrio…

¿Qué puedes hacer?

Para evitar la conversión de testosterona en DHT, es necesario inhibir la producción de la enzima 5-AR (5-alfa-reductasa). Así que consulta a un buen especialista para que te recomiende algún suplemento, o baja un poco tu nivel de ejercicios.

El tabaco

Si solo necesitaras una única razón más para dejar de fumar, la caída del cabello podría ser tu incentivo. 

Fumar acelera los cambios en el organismo relacionados con el envejecimiento y, como tal, restringe el flujo sanguíneo a la piel y los folículos pilosos. Esto significa que el oxígeno y los nutrientes vitales no pueden llegar a donde se necesitan.

Muchos estudios han demostrado que cuanto más fuma una persona, peor será su calvicie. Ah, y antes de apostar por el uso de los cigarrillos electrónicos, debes tener en cuenta que el vapeo afecta a tu flujo sanguíneo exactamente de la misma manera.

¿Qué puedes hacer?

Dejar de fumar.  Si no puedes lograrlo a base de voluntad, habla con tu médico sobre las opciones disponibles para dejar de fumar. Y hazlo por la salud de todo tu organismo, no solo porque tu cabello se esté cayendo.

Insomnio

Muchos de nosotros olvidamos que dormir es una de las necesidades básicas de la vida. Las largas noches de insomnio, el desfase horario de manera regular (trabaja en turnos o por la noche) hacen que tu cabello se resienta.

Los científicos creen que cuando se altera el ritmo circadiano del cuerpo, se puede interrumpir el ciclo del folículo piloso. El resultado puede ser una caída del cabello e incluso una pérdida total.

¿Qué puedes hacer?

Consulta a un especialista en sueño para obtener un diagnóstico de apnea del sueño, insomnio u otros trastornos para que te mande un tratamiento. Trata de modificar cualquier mal hábito en tu vida, como jugar a los videojuegos hasta la madrugada o usar el teléfono durante períodos prolongados en la cama.

Estrés

No es de extrañar que el estrés cause estrago en nuestros cuerpos; a veces de forma aguda, como dolores de cabeza y erupciones, mientras que otros impactos son crónicos y se manifiestan durante un período mucho más largo.

El estrés es responsable de los niveles elevados de cortisol. El cortisol es la hormona del estrés; su función es priorizar las funciones corporales que son necesarias para la supervivencia. 

Dado que el crecimiento del cabello obviamente no entra en esa categoría, un cuerpo con estrés crónico puede cerrar los folículos pilosos de una persona, empeorando cualquier pérdida de cabello genética existente o pendiente.

Recuerda, el estrés no solo es tener una acumulación de trabajo o problemas con la pareja o la familia… También existe el estrés fisiológico, como las dietas yo-yo a largo plazo, el ejercicio demasiado duro en el gimnasio y los hábitos relacionados con la privación de sueño.

¿Qué puedes hacer?

Lidiar con el estrés es más fácil de decir que de hacer. Pero los pasos que puedes tomar incluyen consultar con su médico o un psicólogo, probar la meditación / atención plena o simplemente reservar algo de tiempo cada día para hacer algo que te relaje, ya sea una caminata larga, ejercicio o simplemente leer un buen libro.

Problemas en el Cuero Cabelludo

Si tu cuero cabelludo está inflamado, puedes notarlo porque se produce una descamación, enrojecimiento, picazón y caída del cabello. Para tener un cabello sano, debes tener un cuero cabelludo sano. Los científicos están descubriendo evidencias que vinculan la inflamación del cuero cabelludo con un crecimiento deficiente del cabello, la pérdida genética del cabello y otros problemas de salud del cuero cabelludo y del cabello.

¿Qué puedes hacer?

Consulta a tu médico o especialista en pérdida de cabello si tienes síntomas, ya que podría padecer de foliculitis o dermatitis del cuero cabelludo. El tratamiento suele incluir champús y acondicionadores medicinales hasta antibióticos, tratamientos tópicos esteroides y no esteroides y medicamentos inyectables.

Escribir un comentario