Reglas de Estilo Masculino que puedes romper

Reglas de Estilo Masculino que puedes romper

Existen tantas Reglas de Estilo Masculino dentro del protocolo que puede ser realmente confuso tratar de averiguar cuáles debes seguir. 

Lo último que quieres es hacer algo «mal«. Pero lo que pasa con las reglas de estilo masculino en la actualidad es que, una vez que las conoces, muchas pueden romperse sin problema, porque para eso estamos en pleno siglo XXI y lo que antes era impensable, ahora es ¿y si sale bien?…

Actualmente existen unas cuantas reglas de estilo masculino que han quedado obsoletas con el paso del tiempo. Y voy a comentarlas.

Reglas de Estilo Masculino que han quedado obsoletas

No llevar prendas de color marrón para ir a trabajar a la oficina

¿Por qué? te estarás preguntando, ¡vaya regla más absurda! Hoy sí, pero cuando los hombres iban a trabajar a la ciudad en el pasado, por regla general vestían de azul, gris o negro. El marrón solo estaba reservado para la ropa de campo o de casa. Y de ahí viene esa regla que se ha quedado obsoleta no, lo siguiente.

El marrón, especialmente en tonos más oscuros, es perfectamente aceptable para un traje de negocios moderno. Es una gran alternativa al azul marino y es muy fácil de combinar. Por lo que, siéntete libre de romper esta regla.

Combina tus zapatos y tu cinturón

Muchos hombres se obsesionan con esta regla. No es un mal consejo, en teoría, porque crea un armonía y una estética agradables.

Sin embargo, es casi imposible cumplirla todo el tiempo. Tienes zapatos de vestir en color negro, burdeos y vete a saber cuántos en tono marrón. ¿Pero qué hay de las zapatillas blancas? ¡Serían muchos cinturones a juego! Y mucho dinero a gastar…

Lo ideal es tener un cinturón negro para zapatos negros y un cinturón marrón medio para todo lo demás. Si deseas añadir un cinturón con un estilo informal, los de tela también son una buena opción.

No mezcles azul marino y negro

No sé muy bien de dónde procede esta regla pero tiene guasa… Si estás usando un traje oscuro para una ocasión más elegante, un par de zapatos negros con un traje azul marino oscuro es perfecto, y coincide con el nivel de formalidad que requiere el evento. ¿Y si llevas un esmoquin azul medianoche ? ¿No se supone que debes usar zapatos negros con eso? En este caso es lo más correcto…

El único caso en el que no podría funcionar de ninguna de las maneras es usando unos zapatos de vestir negros con tejanos azul oscuro. En este caso los niveles de formalidad no coinciden. Pero, en su mayor parte, combinar el color negro con azul marino dentro de un look es totalmente aceptable.

No combines marrón y negro

Tampoco estoy seguro de dónde vino esta regla de estilo masculina, pero ha quedado muy obsoleta. . Personalmente, me gusta mucho el contraste del marrón y el negro juntos, pero debes tener cuidado con el tono de marrón que elijas. No puede ser demasiado oscuro si lo que realmente buscas es el contraste.

Por ejemplo, cojamos un par de tejanos negros, por ejemplo. Prueba a combinarlos con unas botas Chelsea de color castaño. Ponte un suéter marrón claro y una chaqueta de camionero marrón claro ¡Bingo! Un montón de tonos que contrastan.

No combines metales

Supongo que la idea que hay detrás de esta ‘regla‘ es que, al igual que los zapatos y el cinturón, queda más armonioso si todas tus joyas de metal son del mismo tono. Sin embargo, esto puede volverse en tu contra muy rápido.

¿Qué pasa si quieres usar un reloj de acero? ¿Deberías tener un anillo de bodas de acero adicional en lugar de uno dorado? ¿Tener una alianza de oro significa que no puedes usar un reloj de acero? ¿Y si me gustan los relojes de dos tonos?…

Excepto cuando uses corbata negra, en tu día a día eso no importa. Atrévete a combinar metales.

Los trajes de doble botonadura son solo para hombres delgados

Esta regla es muy anticuada y la razón por la que existía es por la forma en que una chaqueta cruzada crea el ancho. No hay más tela, lo más importante es la mentira horizontal que se produce. 

En una chaqueta cruzada, las solapas cruzan el cuerpo en lugar de ir hacia abajo. Los picos dan la impresión de un cuerpo más ancho y la postura del botón refuerza las líneas horizontales.

Sin embargo, estas cosas se pueden gestionar de dos formas sencillas. Los botones pueden ponerse más juntos. Y las solapas pueden inclinarse más hacia abajo. 

Abrocha siempre una chaqueta cruzada

Las diferentes formas de abotonar tu chaqueta son algo a considerar. Puedes encontrarte con dos escenarios:

Primero, abrocha todos los botones de la chaqueta. Este estilo es más de la vieja escuela, más formal, y es la forma en que algunos piensan que  se debería hacer. 

Pero el estilo, incluso con una chaqueta cruzada, no tiene por qué ser formal. Desabrochar el botón inferior es una forma de darle a una chaqueta cruzada un toque más informal. Otra forma es dejar el botón interior desabrochado, lo que no obliga a que la solapa quede súper recta.

El segundo escenario del que te hablo es dejar toda la chaqueta desabrochada. La razón por la que la gente dice no hacer esto es porque la tela adicional se puede mover mucho y doblarse. Sin embargo, si te metes las manos en los bolsillos puede quedar bien.

Esta regla de Oro no la puedes romper

Después de mostrarte algunas reglas de estilo masculino que puedes romper, existe una, que te sugiero que sigas siempre:

Si se ve bien, está bien.

La intuición es una parte importante del desarrollo de tu propio estilo. Puede que sean necesario un par de intentos para conseguir lucir de la manera que deseas, pero lo sabrás cuando lo hayas conseguido. Y cuando lo hagas, caminarás un poco menos encorvado y sonreirás un poco más….

Imágenes: Lookastic

Escribir un comentario