VIGOREXIA, adictos al gimnasio

Si vives obsesionado con tu imagen y tienes fobia a mostrar el cuerpo, cuidado! porque puedes estar padeciendo sin darte cuenta Vigorexia.

Las personas que sufren de vigorexia piensan que tienen un físico enclenque y flácido y que intentan corregir a base de una dieta estricta y de enormes jornadas en el gimnasio.

 

La vigorexia es un transtorno obsesivo compulsivo y, aunque no existen estadísticas, los expertos aseguran que en España padecen esta enfermedad entre 20.000 y 50.000 personas.

La vigorexia es una obsesiva preocupación por el aspecto físico, y las personas que la padecen tienden a tener una visión muy diferente de su propia imagen. esta enfermedad afecta principalmente a los hombres que suelen tener una baja autoestima, y controlan y viven obsesionados con su físico.

VIGOREXIA,  adictos al gimnasio

Pero esta obsesión no se centra nada más que en el gimnasio, quien sufre este trastorno suele alimentarse casi en exclusiva de proteínas y algunos carbohidratos. Elimina totalmente las grasas de su dieta para lograr obtener más masa muscular.

La vigorexia conlleva bastantes efectos secundarios que son:

1. Encogimiento de testiculos.

2. Infertilidad.

3. Calvicie.

4. Cáncer de próstata.

5. Hipertensión arterial

6. Aumento del riesgo de infarto.

Estos son solo algunos ejemplos de todo lo que puede ocasionar este problema, que muchas veces viene ocasionada por la imagen que solemos tener, muy equivocada, del prototipo de hombre que está de moda y es que, mientras se sigan transmitiendo determinados valores sociales, es muy complicado que este problema llegue a eliminarse.

VIGOREXIA,  adictos al gimnasio

Este trastorno tiene ciertos aspectos compartidos con la anorexia, la bulimia y otros trastornos de la alimentación, pero la vigorexia tiene ciertas características propias. Los principales factores de este trastorno son de tipo cultural, social y educativo, por eso el tratamiento más correcto precisa en muchas ocasiones del apoyo de un psicólogo.

Si piensas que puedes tener este problema, no lo dudes, acude a tu centro de salud, y seguro que podrán ayudarte.

 

 

Un comentario

    Escribir un comentario