Cómo combinar camisa y corbata

A la hora de lucir un traje, debemos cuidar todos los detalles al máximo, pero sobretodo la corbata, debes tener en cuenta que en muchos casos, este complemento es lo segundo que se va a ver de nosotros, después de la cara y por lo tanto hay que saber escogerla adecuadamente.

Aunque parece algo sencillo, desde luego no es coser y cantar, porque para encontrar la corbata adecuada hay que tener en cuenta unos cuantos detalles.

Para combinar perfectamente camisa, traje y corbata hay que tener presentes como el diseño, el color y el tamaño de esta, y claro está, hay que elegir corbata después de haber escogido el traje y la camisa que llevarás.

Cómo combinar camisa y corbata

El diseño de una corbata deberá ir contrastada con la camisa, por ejemplo si has comprado una camisa de rayas, no se te ocurra combinarla con una corbata con el mismo estampado, por lo menos que sean más gruesas que las de la primera. Sin embargo si la camisa es a cuadros y quieres que la corbata también los tenga, estos serán más pequeños que la camisa pero jamás igual de grandes.

Pero no hace falta que la corbata siempre tenga que ser estampada, si la camisa es estampada opta por este completo en liso que queda muy bien, y su la corbata es estampada pues prueba a lucir una camisa lisa, así no te complicas tanto.

Traje y snakers, binomio de moda

En cuanto a la elección del color es de lo más sencilla, tanto el tono de la camisa como el de la corbata se deben complementar, pueden ser del mismo color pero en una intensidad distinta, por ejemplo puedes usar el azul claro para la prenda y el azul oscuro para el complemento y viceversa.

Si las camisas son de color blanco, es genial porque te pegará con cualquier tipo de corbatas, pero debes pensar que el color de estas no deben desentonar con la tonalidad del traje que hayas escogido. Cada traje (excepto uno blanco) queda muy bien con una camisa blanca, sobretodo los trajes mas oscuros. Si no quieres preocuparte demasiado por la combinación del traje, la camisa y la corbata, apuesta porque la camisa sea de color blanco, puesto que de esta manera solo tendrás que fijarte en si la corbata combina con el color del traje. Esta apuesta no puede salirte mal, porque todas las corbatas combinan con el blanco, y esta tonalidad forma un contraste increíble con un traje oscuro.

Cómo combinar camisa y corbata

Si prefieres decantarte por las camisas con color, no hay problema, siempre y cuando combinen con el traje y la corbata. Los colores demasiado penetrantes deberías evitarlos para situaciones formales, por ejemplo puedes usar una camisa azul claro para una reunión de trabajo. La regla que debes seguir en cuanto a las camisas de colores para que queden bien con la corbata es que menos colorido es más formal.

También puedes combinar tu corbata con camisas a rayas, pero cuidado porque estas suelen ser engañosas, porque si se usan incorrectamente pueden desentonar mucho. Si te vas a poner un traje de rayas diplomáticas, puedes usar una camisa rayada siempre cuando las rayas sean de diferente grosor, y por supuesto, la corbata lo mejor es que sea de un color liso. Siempre deberás seguir la regla de que gran estampado debe ir con pequeño estampado.

Si no tienes un gran presupuesto para cambiar de vestuario o te sientes inseguro al escoger la ropa, lo ideal es que te mantengas en el camino de lo sencillo. Prescinde de los estampados y de los colores muy llamativos en trajes o camisas, y busca el contraste necesario por medio de una corbata multicolor o estampada.

 

5 Comentarios

Escribir un comentario