Los bañadores turbo se imponen

Si hay una prenda veraniega que me molesta y mucho son los bañadores turbo, y por lo que me he dado cuenta no solo a mí, cuando estoy en la playa o piscina y veo pasar a un chico con este estilo de bañador, escucho a más de una mujer a la que no le gusta nada, pero eso no quiere decir que a vosotros sí, y que además este Verano 2014, se hayan convertido en una auténtica tendencia.

Muchos somos los que consideramos que los bañadores turbo son casi casi el “anticristo” de la moda de baño, y es que eso de insinuar in extremis las partes más púdicas, suele ser de bastante mal gusto… 

Pero eso no quiere decir que si tú tienes un cuerpazo y te gusta lucirlo porque yo opine que los bañadores turbo son horteras, no te lo vayas a p0ner, hay hombres a los que les sienta realmente bien, es decir atletas o aquellos que se machacan a diario el cuerpo en el gimnasio.  Oye, es tu cuerpo y te puedes poner lo que más te apetezca!

Los bañadores turbo se imponen

Si eres de los que te gusta marcar “paquete” en playas y piscinas llenas de detractores de esta moda como yo, hoy, y por única y exclusiva vez, te voy a dar unas cuantas razones para que lo luzcas como nadie, porque si te pones, te pones y lo haces con estilo.

Lo bueno de este tipo de bañadores es que son muy cómodos, porque están confeccionados con lycra y se pegan al cuerpo como una lapa, por lo tanto, no sufrirás de las molestas bolsas de aire que aparecen en los bañadores tipo bermudas. Es lo más similar a bañarse desnudo sin estarlo…

Como ya sabes no es nada saludable mantener la humedad en el cuerpo, pues bien, los bañadores turbo se secan muy rápido y además te dejarán muy poca marca de bronceado.

Como ves, este tipo de bañadores tienen bastantes ventajas, pero por favor, si te los vas a poner, pruébalos delante de un espejo, mírate bien, de cabo a rabo, y comprueba que estás realmente sexy con ellos, pero si tienes un ego demasiado grande, lo ideal es que vayas acompañado de alguien que te quiera bien y déjate asesorar, a veces lo que a nosotros nos gusta mucho, a los demás les resulta, digamos “molesto”.

Los bañadores turbo se imponen

 

 

Escribir un comentario