Autoexamen testicular, prevenir el cáncer

hombre con toalla

Es muy importante la prevención del cáncer, da lo mismo en la zona que sea, pero sobretodo, los hombres debemos aprender a realizarnos un autoexamen testicular que puede salvarnos la vida.

Muchos hombres que sufren de cáncer testicular no suelen presentar factores de riesgo conocidos. Además, algunos de los factores de riesgo conocidos, como pueden ser tener un testículo que no bajó, el hecho de ser de raza blanca y tener antecedentes familiares con la misma enfermedad, no se pueden cambiar. Es por eso que es de suma importancia saber realizar un autoexamen testicular porque aunque en muchos casos no es posible evitar esta enfermedad, sí se puede pillar a tiempo.

El autoexamen testicular es una muy buena opción para mejor alternativa para explorar de forma periódica los testículos y asegurarnos de que no aparecen ni bultos ni ningún tipo de irregularidades en esa zona.

Pero hay muchos hombres que no saben como realizar un autoexamen testicular, ni cuando es el mejor momento para realizar esta palpación. Hoy te lo voy a explicar todo.

Cómo se hace un autoexamen testicular

infografía para realizar un autoexamen testicular

El autoexamen testicular es una manera muy sencilla de poder descartar la presencia de algún bultito o alguna irregularidad en esa zona que puedan comprometer la salud. Lo ideal es realizarlo de manera frecuente si ya se cuenta con algún antecedente de cáncer de testículos.

Es muy recomendable que realices tu autoexamen testicular cuando acabes de salir de la ducha o cuando te estés dando un bañito relajante, te preguntarás el por qué, pues es porque el calor ayuda a que la piel de la zona de los testículos se relaje por lo que la evaluación es más sencilla de realizar.

Antes de comenzar con el autoexamen testicular debes tener en cuenta que los testículos están completamente abarrotados de vasos sanguíneos y diferentes formaciones, por lo que si va a ser la primera vez que palpas esa zona puedes asustarte un poco porque pensarás que algo no va bien. Lo primero que debes hacer es acostumbrarte a su estructura y una vez que conozcas cómo son y te acostumbres a lo que notas, entonces en futuras exploraciones ya notarás si hay algo diferente.

Ahora que ya estás preparado, toma con suavidad un testículo. Sujétalo y con los dedos pulgar e índice de la otra mano comienza a palpar con mucha suavidad toda la zona intentando detectar algún posible cambio en su estructura. De este modo debes explorar todo el testículo, sin prisas, y una vez que hayas terminado, tendrás que repetir el proceso con el otro.

Cuando consultar al médico

Normalmente, los testículos suelen ser firmes pero no son demasiado duros, suelen tener un tamaño muy parecido y es normal que alguno suela estar más bajo que el otro.  Si cuando realices el autoexamen testicular notas algo de lo que te voy a nombrar, entonces no lo dudes y acude a tu médico:

autoexamen testicular

  • Dureza en uno o en los dos testículos.
  • Sensibilidad o dolor si tocas alguna zona del testículo.
  • Si ha desaparecido uno de los testículos.
  • Si sientes una acumulación de venitas en alguna zona de los testículos.
  • Si los encuentras inflamados y al tocarlos te duele.
  • Si notas algún bultito o anomalía.

No lo dudes, ante cualquier duda que tengas o si notas durante el autoexamen testicular alguna sensación diferente, lo ideal es que acudas cuanto antes a tu médico. Los bultos o la hinchazón no implican necesariamente la presencia de un cáncer, pero el médico tiene que proceder a su examen lo antes posible. El cáncer testicular casi siempre tiene cura si se detecta y se trata a tiempo, así que no te lo pienses dos veces y ante cualquier pequeña incidencia ponte en manos de un especialista.

Os dejo también un EBOOK GRATUITO muy interesante que nos cuenta las pautas a seguir para prevenir el cáncer

 

 

 

 

 

 

Te puede interesar

Escribir un comentario