Cuida lo que comes en el trabajo

Seguramente estás intentando poner tu cuerpo a punto para la llegada del Verano, pero el problema es que no tienes tiempo de comer adecuadamente cuando estás fuera de casa, cuida lo que comes, puedes cuidar tú dieta con poco esfuerzo para alcanzar el objetivo que te has planteado.

Lo principal y fundamental es tener un calidad en tu alimentación, por lo tanto la norma desde hoy es “Cuida lo que comes en el trabajo“. 

Normalmente, el trabajo nos obliga a comer fuera de casa, este es uno de los principales problemas para cuidar la forma física, porque no puedes escoger lo que quieres, pero debes intentar consumir alimentos ricos en nutrientes dependiendo de tus necesidades.

Lo ideal es que cocines en casa y te lleves la comida al trabajo en un tupper, si tienes un lugar donde guardar y calentar tus alimentos, claro está.

Si esta posibilidad no existe, lo ideal es que selecciones los lugares donde vas a ir a comer a diario, escoge un local donde la comida sea casera y que esté cuidada, con mimo.

Lo ideal es que puedas escoger platos que se hayan elaborado con ingredientes frescos, y que incluyan vegetales sin cocción (como ensaladas) que te ofrecerán las vitaminas, minerales y otros nutrientes que tu organismo necesita.

Debes pensar que comer todos los días un sandwich y un refresco, tienen el mismo efecto que si te hubieras comido un paquete de galletas, no te aportan más que calorías…

Procura no comer nunca delante del ordenador o mientras estás concentrado en tu trabajo, porque la atención que tienes en la faena no favorece que te sacies y además te estimula a comer mucho más.

Cuida lo que comes en el trabajo

Si vas a pedir la comida por teléfono, piensa muy bien en tu dieta y pide la cantidad justa que vayas a ingerir, por si la ansiedad no se calmara y te diera por zampar más de la cuenta.

Bebe agua cada hora, de ese modo evitarás la deshidratación, que muchas veces se confunde con hambre…

Si sigues estos pequeños y fáciles consejos en breve conservarás tu figura sin esfuerzo.

Te puede interesar

Un comentario

    Escribir un comentario