Limpieza Facial a Vapor, en qué consiste

Limpieza Facial a Vapor, en qué consiste

¿Sigues la rutina adecuada de cuidado facial para hombres de la que en más de una ocasión te he hablado? Pues si es así seguro que tienes una piel casi perfecta. Pero hoy te voy a hablar de otra vueltecita de tuerca más. Nada mejor que una buena Limpieza Facial a Vapor para lucir una piel estupenda de cara al Verano.

Si tienes coche, ya sabes que es fundamental hacerle un cambio de aceite cada ciertois kilómetros. Pues con la piel pasa lo mismo. Con una Limpieza Facial a Vapor podrás eliminar impurezas para que tu cutis esté bien limpio. Hoy te cuento más sobre este tratamiento que puedes hacerte en casa.

Hazte una Limpieza Facial a Vapor en tu casa

En tiempos de crisis hay que agudizar el ingenio. Por lo que si no puedes ir a un centro de estética a que te realicen una Limpieza Facial a Vapor, pues ya te digo que te la puedes hacer en casa y de una forma muy sencillita.Limpieza Facial a Vapor, en qué consiste

Antes de nada, debes tener a mano:

1 . Un bol con agua hirviendo que sea más grande que tu rostro.

2 . Un limpiador facial.

3 . Una crema exfoliante o una mascarilla.

4 . Una crema hidratante.

5 . Una toalla.

Lo primero que debes hacer es poner agua a hervir. Mientras dejas que el agua se caliente, ve al baño y procede a lavar tu cara con un limpiador facial que sea suave. Si quieres saltarte este paso. En el mercado hay una serie de saunas faciales que son muy eficaces y menos peligrosas. Limpieza Facial a Vapor, en qué consiste

Una vez que el agua ha hervido, échala con cuidado en un bol grande o déjala en la misma olla. Ahora pon la olla en un lugar en el que puedas sentarte y poner la cabeza lo más cerca que puedas (con cuidado de no quemarte) de la cara. Tapa tu cabeza con la toalla e intenta aguantar inhalando los vapores todo el tiempo que te sea posible.

Una vez que hayas hecho esto, estás en proceso de poder limpiar tu cutis de una vez por todas. Seca tu rostro y ahora puedes o bien usar una crema exfoliante o usar una mascarilla. Eso depende de lo que más te guste. Yo prefiero usar el exfoliante para terminar de eliminar pieles muertas. Finalmente limpia el rostro con una buena dosis de agua fría para cerrar los poros.

Ahora aplica una cantidad generosa de crema hidratante tanto en el rostro como en el cuello.

Como ves, es un tratamiento muy sencillo y con el que lucirás una piel radiante y luminosa.

 

 

Escribir un comentario