Sexsomnia, cuando el sueño va más allá…

pareja en la cama

El sueño, durante siglos, ha sido objeto de preocupación, de investigación, sobretodo en teorías y terapias de psicoanálisis, sin embargo, desde hace poco tiempo, a raíz de la polisomnografía ( PSG),conocido como el estudio del sueño, comenzaron los estudios cerebrales , logrando un mayor conocimiento de sus desórdenes y terapia. Y es a comienzos de la primera década de este siglo cuando aparece una patología sexual que surge durante el sueño, me refiero a la Sexsomnia.

Las personas con Sexsomnia son capaces de tener sexo mientras duermen profundamente, pero lo curioso es que, generalmente, no saben lo que han hecho hasta que se lo dicen otras personas o se enfrentan a las pruebas.

Sueño y conducta

Sexsomnia, hombre durmiendo

Normalmente quien comparte la cama con nosotros sabe que podemos gesticular, hablar, etc, este tipo de comportamientos se conoce como parasomnias, que son auténticos episodios de actividad física cuando estamos dormidos.

Los problemas de tipo sexual durante el sueño, es decir, la sexsomnia, se clasifican entre las parasomnias de la fase de movimientos no rápidos de los ojos (NREM) , se trata de trastornos de la conducta que coinciden cuando en el cerebro aparecen ondas electroencefalofráficas lentas que solo se detectan mediante la PSG.

Pero lo curioso es que, este tipo de comportamientos, similares al coito u otros menesteres, se han descrito también en desórdenes de la fase de ‘movimiento rápido de los ojos’, llamada REM.

Es decir, para que me entendáis mejor, los estudios en hombres han concluido que durante la fase de sueño REM, pueden aparecer un tipo de sueños eróticos que vienen acompañados de erección y poluciones nocturnas con o sin ayuda de la mano, (esto es un tanto complicado de explicar sin usar según qué palabras que a Google pueden no gustarle, pero a buen entendedor…).

Sexsomnia, un sueño muy hot

De la sexsomnia no se libran ni hombres ni mujeres, lo cierto es que durante el sueño REM, aparecen una serie de mecanismos fisiológicos normales que nos ayudan a mantener la vitalidad de los órganos genitales, pero lo malo es cuando esto va a más…

pareja en la cama

Se puede decir que la Sexsomnia es un tipo de alteración del sueño, algo similar a un sonambulismo de tipo sexual, que consiste en la actividad sexual de todo tipo durante el sueño, puede ser físicamente o haciendo gala de una verbalización de conductas eróticas, incluso pudiendo llegar a cierto tipo de violencia sexual o un comportamiento automático e inconsciente.

Investigadores de este tipo de sueños, han comprobado que la Sexsomnia es más frecuente de lo que pensamos, ya que la sufren casi un 1% de la población general, siendo más frecuente en los varones.

Entre los comportamientos que se pueden presentar en la Sexsomnia, a parte de los que os he citado, si se padece de sonambulismo es que se pueden mantener relaciones incluso con personas desconocidas sin saberlo al despertar. Existen casos probados de personas que han llegado a cometer asaltos sexuales durante el sueño…

Desencadenantes de la Sexsomnia

durmiendo en el trabajo

Hay ciertos factores que pueden desarrollar la Sexsomnia, como pueden ser el estrés, el insomnio, la apnea, el consumo de drogas y el alcohol. También puede tener un componente genético, y se diagnostica por un estudio del sueño. La Sexsomnia no se cura por sí sola, requiere un tratamiento médico adecuado a las necesidades de cada persona, también puede necesitar tratamiento psicológico y algunas medidas generales para bajar los niveles de estrés. Es muy importante trabajar el problema con la ayuda de la pareja.

Las personas que padecen de Sexsomnia suelen estar más propensas a sufrir ansiedad, problemas de atención, de concentración y depresión. Existe una página web en inglés dedicada exclusivamente a este problema, os la dejo por si os interesa: http://www.sexsomnia.org/

 

 

 

Escribir un comentario