Vestir bien es sencillo

diferentes diseños de moda hombre para vestir bien

Vestir bien es más sencillo de lo que parece, aunque todo depende del gusto de cada uno, hay reglas del dress code que uno se puede saltar pero otras deben respetarse.

Existen ciertas normas básicas para vestir bien que solemos descuidar a menudo, evidentemente no hay que seguirlas todas a rajatabla pero lo ideal es hacer lo máximo posible. 

Cómo vestir bien sin desesperarse en el intento

Muchos son los hombres que no pasan la reválida, así que os voy a contar los errores más comunes que solemos cometer:

diferentes diseños de moda hombre para vestir bien

1. Pantalones demasiado largos – Los pantalones de vestir deben tener una largura determinada, no deben ser ni muy cortos ni muy largos. Tanto una cosa como otra echa al traste con un aspecto impecable.

 

La largura del pantalón debe llegar, por detrás, al tacón del zapato sin llegar a cubrirlo. Para impedir que por delante, el pantalón se quede “descansando” por encima del empeine, creando un pliegue indeseado sobre el zapato, será seguramente, necesario que sea algo más corta que la trasera. Es una buena idea que te tomen la medida de ambos lados y en ambas piernas de forma independiente, ya que nuestro cuerpo no es totalmente simétrico.

2. Mangas demasiado largas – Esto sucede tanto en camisas como en chaquetas. Las mangas de las camisas tienen que sobresalir de la chaqueta entre 0,5 y 1,5 centímetros. Si la camisa tuviera la manga más larga se crea un efecto indeseado y raro. Si es más corta, no se verá, con lo que puede dar la impresión de que es una camisa de manga corta, cosa inaceptable en protocolo, porque mostrar el cuello blanco perfecto de una camisa es sinónimo de una higiene correcta y de una cierta posición social.

Las mangas de la chaqueta no tiene que caer nunca en la mano sino que debe quedarse alrededor de la muñeca, o un poco más arriba.

traje de hombre

3. Trajes y camisas muy anchos – Lo bueno que tiene llevar una camisa o un traje a medida es que se adapta al cuerpo como si fuera guante.

Una camisa demasiado amplia, con arrugas debidas al exceso de tejido, nunca da una buena impresión. Lo mismo sucede con unas mangas demasiado nachas, que dan la sensación de haber heredado la ropa.

Si la chaqueta es muy ancha será muy cómoda pero nada elegante, y si además, tiene demasiadas hombreras, vas a parecerte al “Increíble Hulk”.  Este tipo de prendas, lejos de disimular la famosa curva de la felicidad, engordan mucho más que un traje entallado.

De la misma forma, los pantalones muy amplios, que estuvieron de moda en las décadas de los años 20, 30 y 40, en la actualidad no se llevan, porque no son favorecedores y engordan, sin contar que reducen la estatura de quien los lleva.

4. Corbatas muy largas – Las corbatas deben situarse siempre por encima del pantalón o del cinturón, quedando, para que estén perfectas, a un centímetro por encima. Eso es independientemente del tipo de nudo o del grosor de la corbata.

5. Zapatos claros con traje oscuro – Una regla habitual que no os podéis saltar a la torera es que los zapatos de vestir no sean más claros que el traje que se lleva, lo mismo que la camisa jamás será más oscura que la chaqueta o el traje. Es muy importante que luzcas un zapato negro (nunca mocasín) por la noche.

Como ves, son pequeñas normas que lograrán hacerte un artista del vestir bien en poco tiempo, solo es cuestión de ir poniéndolas en práctica hasta que logres hacerlo completamente bien, será entonces cuando te conviertas en un señor dandy. No cuesta nada seguir el protocolo en los momentos más elegantes, de este modo siempre acertaremos con nuestro look.

Te puede interesar

Escribir un comentario