Cápsulas bronceadoras, cuidado con ellas

hombre tomando el sol

Seguro que sois muchos ya los que estáis comenzando a disfrutar de los rayos del Sol y os preparáis para presumir de moreno, incluso hay quienes utilizan cápsulas bronceadoras para tal fin.

Está claro que tomar el sol requiere de tiempo y de constancia para lucir morenazo y que este se prolongue lo máximo posible, pero también hay que intentar que la piel no sufra con ello, es por eso que muchas personas apuestan por ingerir las llamadas cápsulas bronceadoras sin conocer el riesgo que esto puede conllevar.

¿Cápsulas bronceadoras o dieta adecuada?

Antes de ponerte moreno es muy importante que prepares tu piel, primero haciendo una exfoliación corporal y segundo con una alimentación adecuada, recuerda que hace poco te hablé de los alimentos que ingeridos un par de semanas antes de tomar el sol te ayudan a potenciar tu bronceado. Tienes, también, que cuidar que tu piel esté perfectamente hidratada y sobretodo utilizar una adecuada protección solar.hombre tomando el sol

Pero hay quienes recurren a ciertos productos que ayudan a simular un bronceado, como son el uso de toallitas, sprays o lociones autobronceadoras, o incluso maquillaje, pero hoy os voy a hablar de otro producto que se está poniendo cada vez más de moda como son las cápsulas bronceadoras.

Las cápsulas bronceadoras no son más que unos comprimidos que nos protegen del sol y ayudan a conseguir ese ansiado moreno de la piel. Es decir que, en un principio, parece que nos ofrecen los mismos beneficios que cualquier crema o loción bronceadora, es decir, que intensifican el bronceado y protegen la piel.

Son muchas las marcas que ya disponen de este tipo de cápsulas como es el caso de Inneov, Heliocare u Oenobiol, que engloban estos productos dentro del mundo de la nutricosmética, que son una serie de productos que ingeridos complementan la dieta diaria.hombre tomando cápsulas bronceadoras

Cuando se habla de productos de nutricosmética normalmente se hace referencia a aquellos que contienen vitaminas A, D, E, K, B y que pueden incluir minerales, ácidos grasos, antioxidantes, polifenoles y extractos de plantas.

Las cápsulas bronceadoras contienen ciertas vitaminas, antioxidantes (betacaroteno) y licopeno. Estos nutrientes son los responsables de de ayudar a la producción de melanina, que es la encargada de colorear la piel. En concreto, la vitamina que ayuda a que este proceso se realice adecuadamente es la vitamina E, que actúa como antioxidante, y también el betacaroteno que se transforma en vitamina A y que también tiene propiedades antioxidantes.

Pero, si ingerimos alimentos ricos en vitamina E como pueden ser el brócoli, las espinacas, la soja, la yema de huevo, avellanas, almendras y nueces, también estaremos ayudando a potenciar el bronceado de forma natural. Lo mismo sucede con el Licopeno que se encuentra en muchas frutas y verduras, como pueden ser el tomate y la sandía. Idem sucede con el Betacaroteno que se encuentra en las espinacas, la zanahoria, el tomate, las acelgas, los nísperos o la calabaza.

Lo ideal, si buscas ponerte moreno es ingerir alimentos ricos en vitaminas E, A, C y B5 que potencian la pigmentación de la melanina.

Por lo tanto, si las cápsulas bronceadoras tienen las mismas propiedades que los alimentos naturales ¿qué es mejor ingerir? Yo sigo optando por los productos naturales…

Al igual que los alimentos que os he comentado, las cápsulas bronceadoras se deben comenzar a tomar un mes antes de tomar el sol, pero siempre, en ambos casos, hay que utilizar un protector solar para no quemar la piel. Es decir que tanto si tomas alimentos naturales como las cápsulas, jamás debes sustituirlas por una loción con protector solar. Porque estos productos no sirven para que te pongas moreno rápidamente, y sin la ayuda del astro rey se convierten en un complemento alimenticio más…

Es por eso que os pido precaución, porque estudios científicos han demostrado que las cápsulas bronceadoras pueden ser peligrosas ya que tienen ciertos efectos secundarios que debéis conocer, como por ejemplo diarrea, náuseas, anemia o fallo hepático, entre otras. Además, hay marcas que utilizan Cantaxantina, es una sustancia que se usa como colorante y aditivo que puede llegar a amarillear el blanco de los ojos.

 

Escribir un comentario