Colorimetría, las 4 estaciones

Que no, que no, que aunque en el título ponga “las 4 estaciones”, os aseguro que no os voy a hablar de Vivaldi ni de música clásica, hoy os voy a explicar la estaciones en las que nos dividimos según la colorimetría.

Seguramente, alguna vez te has preguntado por qué unos colores te sientan mejor que otros, es muy sencillo, todo depende del tono natural de tu piel, pero también de tus ojos, o de tu cabello. Es por eso que unos colores hacen que te veas increíble y otros, en cambio, logran hacerte parecer como si estuvieras enfermo.

Para saber qué colores son los que te sientan mejor, lo primero que debes saber es, según en colorimetría, a cuál de las cuatro estaciones del año perteneces:

1. Primavera – Para saber si perteneces a esta estación, mírate en un espejo, tu piel del rostro, cabellos y ojos son claros. Tu piel es clara pero tiene unos toques dorados y, lo bueno que tiene, es que suele tomar un bonito tono bronceado al tomar el sol. Tus ojos serán claros y cálidos, por ejemplo, pelo rubio, y ojos verdes o azules. Tu cabello también puede ser pelirrojo.

Colorimetría, las 4 estaciones

La primavera se suele caracterizar por ser normalmente cálida, con mucha luz, por lo que tu piel no tiene pecas ni lunares,tus ojos no tienen matices, sino que son de un solo color y tu cabello es brillante pero sin reflejos.

Los colores que quedan mejor a los hombres Primavera son cálidos, como por ejemplo el amarillo, naranja, verde limón, salmón, pero también te quedarán estupendos los neutros como el beige, el café claro o el camel.

Pero los colores de los cuales debes huir son los tonos fríos como el vino, el morado, el negro, el gris o el verde botella.

2. Verano – Si perteneces a esta estación, tu piel  es blanca y suele tener lunares o pecas. Tus ojos son de color claro pero fríos y tu cabello también claro aunque suele tender a verse en tonos cenizos. También puede darse el caso de que tengas la piel clara y los ojos en color miel y el pelo castaño.

Colorimetría, las 4 estaciones

Normalmente entre la piel, los ojos y el cabello es suave, normalmente el cutis suele tener lunares, pecas o enrojecimientos, el cabello tiene una combinación de diferentes tonalidades opacas o en tonos ceniza y los ojos tienen una mezcla de varios colores y no suelen ser brillantes.

Si esta es tu estación, los colores que mejor te van a sentar son los tonos fríos, claros y que sean suaves, por ejemplo el rosa, el lavanda, el azul cielo, pero también puedes usar colores neutros como el blanco o el gris claro. Huye de los amarillos, naranjas y café.

3. Otoño – Los hombres que pertenecen a esta estación suelen tener la piel siempre bronceada y no les cuesta nada ponerse morenos. Los ojos suelen tener algo de amarillo que se funde con verde, miel o café. El cabello siempre tiene reflejos dorados o naranjas.

Tanto la piel, como los ojos y el cabello suelen ser muy suaves, pero se distinguen porque el rostro, al igual que los Verano, tiene lunares y sus ojos una mezcla de colores naturales.

Colorimetría, las 4 estaciones

Te quedarán muy bien los colores cálidos, oscuros y que sean suaves, como por ejemplo el verde militar, el mostaza, el terracota, el beige, o el camel. Los tonos metálicos que te sientan muy bien son los dorados. Evita por completo el magenta, el verde botella, el volor vino, el morado y el gris, pero especialmente el rosa.

4. Invierno – Tienes un color de piel que puede ir desde el muy blanco hasta muy moreno. Tus ojos son de colores fríos como el azul, café oscuro o negro. El color de cabello que suele caracterizarte es el café, café oscuro y negro.

Normalmente sueles tener la piel, los ojos y el cabello brillante, por lo que tu piel es lisa y casi no tiene manchitas ni lunares, el color de tus ojos es puro y el cabello no tiene reflejos.

Los colores que te quedan muy bien son los fríos, brillantes y oscuros, como el azul marino, rojo, verde botella, o el morado. Lo bueno que tienes es que tu gran ventaja es que puedes usar los colores flúor sin desentonar, al igual que el color blanco.

Colorimetría, las 4 estaciones

Los colores que le quedan a los invierno son los fríos, oscuros y brillantes como puede ser el azul marino, morado, rojo, verde botella y magenta. Las personas que pertenecen a esta estación tienen la ventaja de poder usar los colores neón ya que estos tienen mucha mezcla de blanco, color que también les queda muy bien.  Debes evitar el beige, el naranja, el dorado, el marrón y los colores deslavados.

 

Te puede interesar

2 Comentarios

Escribir un comentario