El exfoliante para la piel masculina

Los hombres tenemos una piel muy diferente a la de las mujeres, normalmente suele ser mucho más grasa en unos y con tendencia a secarse mucho en otros, pero especialmente se suele caracterizar por su deshidratación.
La piel masculina se suele deshidratar con mucha facilidad, primero porque no solemos beber la suficiente agua y segundo porque el afeitado suele irritar mucho el rostro provocando las consabidas molestias.Hoy os voy a marcar algunas pautas para que sepáis escoger qué tipo de exfoliante os sentará mejor porque debe adaptarse a las necesidades propias de cada uno para que este Verano podáis presumir de tener un cutis joven y con mucha luz, y además sin nada de grasa.

Un exfoliante es un producto que se usa para eliminar las células muertas de la piel que aparecen en la superficie, es decir, en la epidermis.
Es por eso por lo que se forman escamaciones en la piel, cosa que seguro os ocurre muy a menudo y sobretodo en Verano, además al hacer un peeling o exfoliación, la piel se regenera y por lo tanto no envejece tan rápido.Normalmente, el exfoliante es un gel o una crema que tiene unas partículas o granitos en su formulación, al tacto notarás que parece que la crema tiene en su interior una especie de arenilla.
 El uso de un peeling es muy sencillo, tomas un poco de producto con ambas manos y con las yemas de los dedos vas masajeando la piel, de este modo las capas de células muertas van desapareciendo al igual que la suciedad que está incrustada en los poros y otras imperfecciones.
Como regla general, los productos exfoliantes destinados al uso de los hombres tienen los granitos más gruesos porque la piel es más resistente que la de las mujeres y suele tener más grasa y suciedad, normalmente generados por el sudor.

El exfoliante para la piel masculina

El uso del exfoliante es recomendable una o dos veces a la semana si tienes la piel grasa, pero si la tienes sensible o muy seca, lo mejor es que lo aplaces a dos veces al mes.

No uses un peeling facial diariamente porque puede tener consecuencias negativas, es decir que puede hacer que tu piel se quede sin los aceites que segrega de forma natural y puedes notar la piel reseca y tirante.
Antes del uso del exfoliante, lo primero que debes hacer es lavarte la cara. Comienza mojando el rostro con agua tibia y posteriormente aplicas un poco de producto en la piel con pequeños movimientos circulares, debes prestar más atención a la frente o la zona de la barba.
No frotes con fuerza, debes hacerlo suavemente para evitar enrojecer la piel, tanto por la cara como por el cuello durante unos tres o cinco minutos.
Después de hacerlo, solo tienes que retirar el exfoliante con agua tibia, verás como al instante notas como la piel está mucho más suave.
Es mejor que realices el peeling por la noche, antes de afeitarte para lograr un afeitado más suave y apurado. Es mejor hacerlo por la noche porque normalmente el exfoliado te dejará la piel más sensible y si sales con el sol, puede que te salgan manchitas.
El exfoliante para la piel masculina

Si sigues estas recomendaciones notarás que tu rostro se vuelve más joven y que tiene una mejor salud, porque está hidratado y menos seco, además este producto facilita el afeitado y permite que el pelo sea más blando y nacerá mucho mejor, sin enquistarse.

Gracias a el exfoliante podrás espaciar más los afeitados porque notarás que tu piel se irrita menos, pero recuerda aplicar siempre crema hidratante que se adapte a las necesidades de la piel.
El exfoliante para la piel masculina
Si no sabes qué producto escoger, no te preocupes, déjate asesorar por una persona especialista en el tema, ya sea en tu perfumería habitual o en un salón de estética. Los precios pueden variar desde los 5 euros hasta más de 30, dependiendo de la marca y calidad del producto.

 

 

 

 

 

 

Un comentario

    Escribir un comentario