Zapatos de hombre, cómo cuidarlos adecuadamente

cuidado de los zapatos de hombre

Hace no tantos años, siempre había algún limpiabotas en las aceras de las calles o incluso en las recepciones de los hoteles, los zapatos de hombre eran cuidados al milímetro, sobretodo de aquellos más pudientes.

Los limpiabotas eran los encargados de lustrar los zapatos de hombre, de mujer o de niño, lo mismo daba, pero sobretodo eran los caballeros más distinguidos los que apostaban por este tipo de personas para lograr darle ese toque definitivo a su look.

El cuidado de los zapatos de hombre es de suma importancia

El servicio de limpiabotas se ha sustituido por el cuidado de los zapatos de hombre en nuestra propia casa, y en los hoteles se cuenta con un servicio de recogida nocturna y se dejan a la mañana siguiente en el mismo lugar perfectamente acicalados.

limpiabotas realizando limpieza zapatos de hombre

Y es que es muy importante el cuidado de los zapatos de hombre, porque un traje no es igual de elegante si no lo lucimos con un buen par de zapatos perfectamente lustrados. Los zapatos van a ser los encargados de respaldas la información que queremos transmitir de nosotros mismos, de nuestro estilo.

Apuesta por un traje de tres piezas de raya diplomática a juego con unos derby perfectamente impolutos, te habrás ganado el 90% de la confianza de tus superiores, pero si los llevas desgastados y sucios, te aseguro que tu futuro está en un hilo, por mucho que el traje te lo haya confeccionado el mejor sastre del mundo.

Cuidar los zapatos de hombre se debe convertir en toda una rutina diaria, porque no solo es necesario limpiarlos sino que si los cuidamos adecuadamente alargaremos su vida mucho más.

Para lograr que los zapatos de hombre estén perfectos y que nos acompañen por mucho tiempo, te voy a dar una serie de consejos para conservarlos, casi, casi, como el primer día.

Conservar los zapatos de hombre

1. No los uses a diario – Deja descansar los zapatos de hombre por lo menos una jornada, de ese modo lograrás que la piel no se marque demasiado.

2. Las hormas son muy importantes – Después de usar los zapatos, no se te ocurra dejarlos tal cual en tu zapatero, recuerda introducirles una horma o unas bolas de papel para que su forma se respete durante mucho más tiempo. Además, como dato curioso, te cuento que el papel absorbe la humedad del zapato.

cuidado de los zapatos de hombre

3. Cuidado con los cordones – Seguro que cuando vas a atarte tus zapatos tienes la costumbre de dejar uno de los extremos más corto y el otro lo pasas por todos los agujeros. ¡¡Craso error amigo!! Esto lo que logra es que la presión no se distribuye bien y siempre se termina marcando en exceso la lengüeta. Procura igualar los cordones y ve alternándolos, de este modo habrá menos marcas.

4. Protege tus zapatos – En cuanto llegues a casa con tus zapatos recién comprados, lo primero que debes hacer es rociarles un spray antimanchas.

5. Aprende a limpiar tu calzado – Existen kits de limpieza de calzado que te van a ir muy bien, pero también te puedes hacer tú con tu propio «neceser» de limpieza de zapatos. Dependiendo del tipo de zapatos que tengas en casa, deberás usar un producto u otro, por ejemplo, si tienes un calzado de charol  o de piel, un truco muy bueno es coger un poco de limpiacristales en un trapo y frotar hasta sacar brillo.

hombre atándose los zapatos

6. Cuidados en el zapatero – Si tienes un montón de zapatos amontonados en tu zapatero, estos terminarán por deformarse, pero si no tienes demasiado espacio, lo que puedes hacer es guardarlos en sacos de gamuza por pares.

7. El uso del calzador – El uso de este aparato ha caído en el olvido y es buenísimo. El calzado hace mucho más fácil la colocación del zapato y además los protege de la presión que ejercemos cuando intentamos meter los pies.

 

Te puede interesar

Escribir un comentario