Cómo usar los tirantes

Los tirantes, al igual que los gemelos, son un complemento de vestir que nos llega desde Inglaterra, y  cumple la función de sujetar los pantalones y evitar que se caigan.

 

Aunque en la actualidad también podemos ver a muchas mujeres luciendo este complemento, lo cierto es que su origen es masculino y muchos son los pantalones que vienen ya con unos botones inferiores para que se puedan fijar correctamente los tirantes. 

Los tirantes siempre logran que nuestro look tenga mayor clase, distinción y estilo, pero se usan normalmente y preferiblemente en ocasiones más formales, es decir, cuando se usa cualquier tipo de traje.

Cómo usar los tirantes

 

Su uso en protocolo es obligatorio en trajes formales y semi-formales y se suele indicar para según que atuendos más informales, pero jamás se deben llevar con un look casual o sport, donde es recomendable usar el cinturón.

Los tirantes dan una mayor personalidad y originalidad al look masculino, eso sí, al igual que el pañuelo, los gemelos, el sombrero y demás complementos en «extinción», se requiere tener mucho caracter y templanza, porque su uso suele causar más atención hacia quien los lleva puestos.

Si tú también quieres usar este original complemento, debes saber que existen dos tipos de tirantes para hombres, en función de cómo vayan sujetos al pantalón:

Cómo usar los tirantes

1. Con ojales, para ajustarlos a los botones de los pantalones.

2. Con pinzas que se sujetan directamente en la cinturilla.

Ahora voy a enseñarte cómo debes ponerte tus primeros tirantes. Estos tienen una tira central en la espalda y dos que van hacia delante, sobre cada hombro.

Lo primero que harás es fijar la parte de atrás de los tirantes en el pantalón antes de que te lo hayas puesto, dependiendo de cuál sea el sistema, lo abotonarás o engancharás con una pinza.

Ahora, después de este paso, ponte los pantalones y coloca las dos tiras que sobran sobre cada hombro. Fíjalos con la ayuda de los botones interiores que dispone el pantalón o con las pinzas que se encuentran en la cinturilla.

Toca el momento de ajustarlos a tu altura, no deben caerse pero tampoco deben estar demasiado tensos, porque estarás muy incómodo y tirarán de los pantalones hacia arriba.

Cómo usar los tirantes

Ahora que ya sabes cómo usar los tirantes, recuerda que jamás de los jamases deberás usar tirantes y cinturón al mismo tiempo, porque son dos complementos que cumplen la misma función.

Nunca uses los tirantes cuando los pantalones tengan pasadores para el cinturón porque dan un efecto de redundancia, desacertado por completo.

Los pantalones que más se adecuan a a los tirantes son los que tienen forma de V en la zona donde se ata el tirante, o en forma de U, para evitar la horrible arruga que aparece por la rabadilla.

Este complemento suele estar considerado como una prenda interior por lo que no se deben ir mostrando, aunque la tendencia actual es que se vean, eso dependerá de la situación en la que los vayas a usar, si lo haces en un evento muy formal te será mucho más fácil si usas un traje de tres piezas o una chaqueta cruzada.

Así que resumiendo, usa tirantes, pero que sean de calidad, en un evento formal, solo con traje que tenga botones por el interior para habilitar su fácil colocación.

El color que te quedará bien y que suele dictar el protocolo es el negro o el blanco en trajes formales y combinados para los informales. En cuanto a otro tipo de trajes, se tendrá en cuenta el resto del conjunto para que esté acorde con las tonalidades del mismo, pero puedes darle un toque original. 

Este año apuesta por el uso de este complemento que a parte de realizar su función de sujetar el pantalón, estiliza nuestra figura y da, sabiendo escogerlos sabiamente, un toque extra de elegancia y de saber estar, al igual que el pañuelo de bolsillo o los gemelos.

 

 

 

 

Te puede interesar

2 Comentarios

    Escribir un comentario