Curva de la felicidad, termina con ella de una vez

hombre con barriga grande para hacerse una intralipoterapia

Seguro que muchos de vosotros tenéis que oír continuamente bromitas sobre vuestra barriguita y la curva de la felicidad, y es que desde hace un tiempo la barriga comienza a gozar de muy mala prensa…

Una curva de la felicidad debida en muchos casos por las comida, por alguna que otra copa de más, etc, etc. Muchos son los hombres que tienen pavor a la barriguita y sufren horrores por si llegara a convertirse en una “tripa cervecera”.

hombre con abdominales trabajadas

Con tal amenaza deambulando por el gracioso “flotador”, muchos son los jóvenes y no tan jóvenes que se apuntan a los gimnasios, sobre todo durante los meses de primavera, para estar en plena forma en la época estival.

Solo tenéis que daros una vueltecita por una sala de musculación para ver a muchos hombres intentando conseguir la tan soñada “tableta de chocolate”.

A mí también me han entrado ciertas dudas, sobre la influencia social, al igual que sucede con las mujeres, que ejercen esos hombres de físico espectacular que vemos a diario en los anuncios de perfumes o de ropa interior…

Si tú tienes unos kilos demás acumulados en la zona abdominal, NO TE PREOCUPES!!, todavía hay muchas mujeres a las que les encanta la “mullida tripita” de sus compañeros. Pero si no termina de convencerte esta idea, puedes recurrir a una serie de pequeños trucos para mantener la curva de la felicidad a raya.

Trucos para eliminar la curva de la felicidad

1. Practica ejercicio – La mayoría de las veces, te ganas esa barriga por los malos hábitos sedentarios. Intenta encontrar un poco de tiempo para practicar algún tipo de deporte o date largos paseos.

2. Dieta equilibrada – Recurre a tu fuerza de voluntad y reduce el consumo de fritos y dulces, nada de nada de comida basura. Pero, ten cuidado con ciertos aspectos de la cocina tradicional, porque legumbres, plátanos, castañas o alcachofas elevan los niveles de gases durante la digestión.

3. Espacia el consumo de alcóhol y bebidas con gas – Pon de moda el agua mineral en tus noches de fiesta, y diariamente acostúmbrate a beber dos litros de agua, de este modo eliminarás las toxinas que se centran en los abdominales. 

¿Manzana o pera?

Una de las denominaciones que coloquialmente se suele usar al hablar de la obesidad abdominal es la curva de la felicidad, pero para los especialistas en nutrición también se califica como “obesidad en forma de manzana”.

hombre con curva de la felicidad

 

Este calificativo se refiere a la cantidad acumulada de grasa en el abdomen, mucho más frecuente en los hombres que en las mujeres, en las referencia a la acumulación de grasa en el abdomen, mucho más frecuente en los hombres que en las mujeres, en las que el exceso de grasas se suele distribuir en las nalgas o en los muslos de forma preferente, lo que da lugar a la temida celulitis, que ultimamente también padecen muchos más hombres de los que pensamos. Este último caso se llama “obesidad en forma de pera” y, aunque es mucho mejor no tener excesos anómalos de grasa localizados, este tipo de obesidad no tiene tantos riesgos para la salud como la curva de la felicidad.

Normalmente, el exceso de calorías global que se nos acumula en la barriga para formar la conocida curva de la felicidad, suele provenir de bebidas calóricas (cerveza, vino y bebidas azucaradas) y de alimentos grasos, que combinados con la falta de ejercicio física, son los responsables de que se acumule el exceso de energía en las células grasas.

Mejor prevenir que curar

Según la Asociación Internacional para el Estudio de la Obesidad, la práctica preventiva recomendable para que las personas que padecen de sobrepeso no deriven hacia la temida obesidad, es realizar entre 45 y 60 minutos de actividad física diaria. Y para evitar volver a recuperar el peso perdido, se debería invertir de 60 a 90 minutos diarios de ejercicio físico con una intensidad moderada.

 

 


Te puede interesar

4 Comentarios

    Escribir un comentario