Zapatos de sport masculinos, cuando lucirlos

Zapatos de sport masculinos

Siempre hay situaciones, eventos o en el trabajo, en las que el dress code se relaja y podemos apostar por lucir unos zapatos de sport masculinos.

Son muchos los hombres que solemos optar por unas zapatillas deportivas, incluso las combinamos con nuestros trajes… Pero hay otros que prefieren escoger otras opciones de calzado para complementar sus outfits.

Tipos de zapatos de sport

Mocasines, bicolores, náuticos, en definitiva, los zapatos de sport masculinos son muy combinables y pueden transformar nuestros outfits dándoles un toque de elegancia.Zapatos de sport masculinos

Hoy te voy a hablar de los diferentes estilos de zapatos de sport para que sepas cuando lucirlos.

1 – Mocasín:  Fueron los americanos quienes, después de la Primera Guerra Mundial, exportaron un tipo de zapato cómodo y que no llevaba cordones, que se equiparaba con los zapatos de costura inglesa y que se podían combinar perfectamente con trajes de vestir o informales.

Fueron los italianos los que reinventaron estos zapatos en una versión sport, con una suela más fina y en una piel más blanda.

El mocasín italiano es ideal para combinar con unos pantalones de vestir o con unos jeans, pero si apostamos por el Mocasín Gomino (En el año 1970, Diego Della Valle cambió la clásica suela de los mocasines por unos botones de goma para que fueran más cómodos), lo ideal es que lo uses con unos jeans o unas bermudas veraniegas.

2 – Zapato bicolor o americano – Como su nombre indica, este tipo de zapatos de sport nació en América. Se trata de un zapato de fin de semana, aunque en los años 40 muchos famosos, como por ejemplo Frank Sinatra, lo usaban habitualmente.Zapatos de sport masculinos

Actualmente, el zapato bicolor sigue siendo utilizado para ocasiones informales, y lo ideal es usarlo con unos jeans y un polo, o también una camisa, si escoges un diseño clásico.

Si apuestas por usar unos brogues bicolor, lo mejor es que los uses con unos pantalones de vestir, más formales, o con trajes de espiga para seguir un estilo más americano.

3 – Zapato náutico – Este es el zapato clásico para el verano, porque tiene una suela antideslizante de goma y es muy cómodo. Normalmente se suele utilizar sin calcetines y para ocasiones informales, por supuesto.

Queda muy bien si se combina con bermudas, si vas a ir con un bañador largo o incluso es viable combinándolo con unos jeans y una americana.

4 – Zapato de ante – Es muy importante que acertemos no solo con las costuras o la estructura del calzado que vayamos a usar, sino también con el material. El ante es una de esas texturas que confieren elegancia al calzado pero que también se considera como sport si se confeccionan zapatos en piel lisa.

De este tipo puedes encontrar muchos modelos en ante que pueden ser zapatos Oxford, Full Brogue o incluso el mocasín. Es por eso que hay diferentes puntos a tener en cuenta a la hora de escoger un zapato de ante.

El ante está catalogado como el material menos formal, dentro del mundo de las pieles y, dependiendo del modelo, se puede combinar un zapato de ante con un traje para ir a trabajar. En este caso, lo ideal es optar por un mocasín Tassel.

Por otra parte, otro tipo de calzado de ante se reserva para ocasiones más informales, combinándolo con un pantalón de vestir o con unos jeans y una blazer.

5 – Desert boots – Y hablando de zapatos de ante, cabe destacar este tipo de calzado.  Con una suela de cuero o de goma, estas botas masculinas se han convertido en el calzado ideal para utilizar durante el fin de semana. Aunque también se puede utilizar en situaciones más relajadas en las que se pueda prescindir de las zapatillas deportivas.  Las desert boots quedan muy bien con un pantalón vaquero, de loneta y de franela o pana para las ocasiones más relajadas.

 

Te puede interesar

Escribir un comentario